Escuchar este artículo

Tibú clamará para que cese la violencia

Lunes, 31 de Enero de 2022
En menos de un mes se han presentado 8 ataques a la fuerza pública e intimidaciones a la población civil.

Los constantes actos de violencia que se viven en el municipio de Tibú, el corazón de El Catatumbo, han provocado que el temor se apodere de sus habitantes.

Ante esta situación sistemática, que en lo que va del año suma ya 8 ataques contra la fuerza pública y contra la sociedad civil, se está convocando una marcha masiva que tiene como propósito enviar un mensaje a los alzados en armas.

La marcha cívica liderada por la alcaldía, en cabeza de Nelson Leal, el mandatario de los tibuyanos, está siendo convocada para este lunes 31 de enero, a las 9:00 de la mañana en el parque principal.


Lea también: La dura ausencia en casa del intendente Bareño

“Somos más los buenos que los malos. En Tibú queremos vivir en tranquilidad, armonía y en paz. Por eso, queremos hacernos sentir, decirle basta a los hombres alzados en armas. Ya estamos cansados. No más violencia, queremos vivir en paz”, dijo el mandatario.

 

 
Image
alcaldia de Tibú

 

Según la primera autoridad de Tibú ha tenido que escuchar a pobladores humildes, trabajadores y comerciantes que están pensando en abandonar el municipio por miedo. “Quieren tomar otro rumbo porque no quieren que sus hijos estén en este pueblo bonito y acogedor que está opacado por culpa de la violencia que ya está tocando las puertas de nuestras casas y eso no podemos permitirlo”, señaló Leal.

Se espera que a la cita acudan todos los pobladores vestidos de blanco y que porten pañuelos en símbolo de querer la paz. La alcaldía declarará día cívico para que todos puedan asistir.

Situación complicada

Sobre las acciones que adelantan la Policía y el Ejército en Tibú, el mandatario aprovechó para hacer un llamado al Gobierno Nacional, así como a la Gobernación de Norte de Santander, la Fiscalía y otras entidades que están aisladas del municipio.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


 

“Las autoridades hacen lo posible, pero tenemos que ser conscientes que muchas veces ellos son insuficientes al no contar con otras instituciones físicas que los apoyen”, dijo y agregó que no cuenta con juzgados ni Fiscalía.

Tampoco cuentan con una apta inspección de Policía ni oficina del Ministerio del Trabajo. “La comisaría trabaja a medias al igual que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). No hay donde demandar o colocar un denuncio. Si los policías salen a patrullar temen por la vida de los habitantes porque los insurgentes no reparan en atacarlos delante de cualquier población y es un peligro que una bala perdida llegue a un ciudadano”, añadió.

Image
El miércoles 9 de junio asesinaron a la fiscal primera de Tibú: Esperanza Navas Sáchez

 

Luego de que el miércoles 9 de junio del 2021, a las 11:15 minutos de la mañana, hombres armados asesinaran a la fiscal de Tibú, Esperanza Navas Sánchez, no hay quien asuma este cargo en ese municipio. “No puede ser que por eso la Fiscalía no pueda seguir funcionando. Tenemos que seguir apostándole a seguir adelante. La Fiscalía debe volver al municipio”, dijo Leal.

La Iglesia pide paz

El padre William Aguilar, vicario general de la Diócesis de Cúcuta, en diálogo con La Opinión, aseguró que la Iglesia rechaza todos los actos de violencia y atentados fallidos en contra de la fuerza pública en medio la comunidad.

“Hacemos un llamado para que en Tibú seamos gestores de paz, que ayudemos en la promoción de la vida. Nos solidarizamos con el obispo en Tibú, quien está próximo a llegar allá” dijo el padre.

En nombre de Diócesis de Cúcuta -clamó- se deben buscar mecanismos que lleven a consolidar una paz duradera y que cese la violencia en esta zona que ha sido abatida por el flagelo. “Busquemos soluciones inmediatas a lo que se vive allí. El apoyo de las entidades no puede ser indiferente a lo que ocurre. No nos olvidemos de esas regiones marcadas por la violencia. Se necesitan soluciones que nos lleven a sentarnos y negociar la paz estable y duradera”, finalizó.

Los ataques

La noche del viernes 7 de enero, la estación de Policía en Tibú fue atacada por múltiples ráfagas de fusil durante varios minutos.

Para el mediodía del miércoles 12 de enero, tres militares resultaron heridos por una granada que fue lanzada a un retén militar que estaba ubicado en el sector La Cuatro, en la entrada del pueblo.

Al otro día, durante la tarde y noche del jueves 13 de enero, uniformados de la estación de Policía resistieron dos ataques de impactos de fusil que al parecer, se desencadenaron luego de la captura de un hombre de 34 y otro de 19 años, al hallarles en su poder 11 cartuchos de pistola 9 milímetros.

Durante el sábado 15 y domingo 16, mensajes intimidantes circularon a los pobladores de los barrios aledaños de la estación de Policía. Disidentes de las Farc advirtieron de confrontaciones contra la Policía y obligaron a la comunidad a huir.

El viernes 21 de enero, los pobladores del municipio amanecieron con una advertencia en la entrada del puente Río Tibú, en donde la disidencia del frente 33 de las Farc advertían de dar plomo a conductores que usen cascos oscuros y porten los vidrios polarizados arriba.


Le puede interesar: Ni vidrios ahumados ni casco: la ley que quieren imponer las disidencias en Tibú


Los últimos dos ataques a la fuerza pública tuvieron lugar el mediodía del lunes 24 y la noche de este martes 25. El primero fue la activación de dos cargas explosivas en intento fallido en contra de militares quienes escoltaban a una comisión oficial. El segundo fue la detonación de un artefacto explosivo en el barrio Pinosen, muy cerca a la estación de Policía.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Laura Serrano

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda