Escuchar este artículo

Un juez los condenó por vender drogas en San Luis y Alto Pamplonita

A los detenidos, en el momento del operativo, les encontraron dosis de drogas, celulares y dinero.

Wilber Albeiro Álvarez Plaza, José Daniel Rodríguez Ovalles, Stephany Alejandra Yayes Matute, Miguel Parra Peinado, Daladier Tarazona Sandoval, Antonia Cantor, Aquilino Calderón Granados y Fabián Ernesto Rodríguez Mendoza fueron condenados a prisión por tráfico de estufepacientes y concierto para delinquir.


Lea: 'Bola 8' y su 'combo' delinquían para el Tren de Aragua


Tras avalarse el preacuerdo entre la Fiscalía y la defensa de los detenidos, que fueron señalados de conformar la banda ‘Los Carteludos’, dedicada presuntamente a la venta de drogas en los barrios San Luis y Alto Pamplonita, se conoció a cuántos años de cárcel fue condenado cada uno de ellos.

Por lo menos, Wilber Álvarez, quien para la Fiscalía sería el líder de la banda, y José Rodríguez, recibieron una condena de seis años y dos meses de prisión, además del pago de una multa por 2.027 salarios mínimos.

Aquilino Calderón recibió cinco años y cinco meses de cárcel y una multa de 1.325 salarios mínimos. Al este hombre también lo judicializaron por uso de menores para la comisión de delitos.

Stephany Yayes, Miguel Parra, Daladier Tarazona, Antonia Cantor y Fabián Rodríguez tendrán que permanecer cuatro años y dos meses en prisión y también deben pagar 1.325 salarios mínimos.

Los capturaron en 2019

‘Los Carteludos’, según la Policía, vendían droga cerca de colegios y parques de San Luis y Alto Pamplonita, utilizando inmuebles o comercializando los estupefacientes en la vía pública.


Entérese: A la cárcel por un crimen en el Espíritu Santo


Para identificarlos y recopilar pruebas, varios agentes encubiertos de la Sijín se hicieron pasar como consumidores de drogas, durante cinco meses, para grabar cada movimiento de los integrantes de la banda.

Así fue como en un trabajo coordinado con la  Fiscalía expidieron las órdenes de captura contra los integrantes de la presunta red de jíbaros, por concierto para delinquir y tráfico de estupefacientes.

Los presuntos expendedores fueron capturados en abril de 2019, en los allanamientos los policías se incautaron de 373 dosis de marihuana, 320 de base de coca, 45 de bazuco y 12 de clorhidrato de cocaína. Además $2.836.000, que eran el producto de la venta de las drogas.

Según las autoridades, en su momento, en los lugares hallaron tres celulares los cuales eran  utilizados para planear y comercializar las drogas en los diferentes barrios y comunas del área metropolitana de Cúcuta.

“La investigación fue apoyada con entrevistas, declaraciones juradas y  reconocimientos  fotográficos, entre otros”, señaló un boletín oficial en el momento de las detenciones.

El accionar delictivo de cada uno de los integrantes de la banda consistía  – señaló el informe policial- en la búsqueda de compradores en pequeñas dosis en esos dos barrios de la capital nortesantandereana.

También, según se conoció, instrumentalizaban a  menores de edad y jóvenes, entre los 18 y 25 años, para que vendieran las dosis en conciertos, sitios de esparcimiento, bares,  discotecas, entornos escolares, plazas de mercado y demás lugares de afluencia  de público.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Viernes, 25 de Noviembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión