Escuchar este artículo

Esto incluye el Conpes para proteger líderes sociales

Martes, 28 de Septiembre de 2021
Norte de Santander será priorizado por el alto número de líderes asesinados.

 

La protección de los líderes sociales y defensores de derechos humanos en departamentos como Norte de Santander se ha convertido en uno de los principales desafíos para el Gobierno Nacional, toda vez que las cifras de homicidios han aumentado de manera preocupante en los últimos años, según lo ha advertido la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia.

Lea también: Ramiro Suárez perdió una nueva batalla contra la JEP

De acuerdo con ese organismo internacional, solo en esta región, en 2020 se presentaron 11 homicidios de líderes y defensores, ubicándola como la segunda con más asesinatos, después de Cauca. Entre 2016 y 2020, Norte sumó un total de 41 líderes y lideresas muertos; otros tres casos están en verificación.

El panorama a nivel nacional, según las cifras de Naciones Unidas, es de 133 asesinatos en 2020, un 23% más que en 2019.

En lo corrido de este año las muertes no han parado, y de acuerdo con el reporte del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), que hace un registro permanente de los casos ocurridos en el país, entre enero y el 22 de septiembre ya eran 126 los líderes sociales y defensores muertos, cuatro de ellos en Norte de Santander (3 en Cúcuta y 1 en El Carmen).

Lea aquí: 

Registraduría avala firmas para revocatoria de Jairo Yáñez

En medio de este panorama, el Gobierno Nacional comenzó a diseñar desde 2019 un documento que pudiera recoger todas las acciones encaminadas a garantizar no solo la protección, prevención y la promoción del ejercicio de la defensa de los derechos humanos, sino también los procesos de judicialización, investigación y sanción de los que atenten contra quienes ejercen algún tipo de liderazgo.

Image
Homicidios a Defensores de Derechos Humanos.

 

El resultado de ese ejercicio es el ‘Conpes por el respeto y garantía para la defensa de los derechos humanos’, cuyo borrador fue socializado ayer en Cúcuta por el Departamento Nacional de Planeación y el Ministerio del Interior, con los líderes del departamento.

Lea además: Estas son las nuevas fechas para elección de comunales

Alejandra Botero Barco, directora del DNP, explicó que el documento fue elaborado con la participación de los mismos territorios, pues al ser un asunto tan complejo y con tantos afectados, lo más importante es que refleje la propia voz de quienes reclaman una solución a su situación.

De los más de 40 Conpes que vamos a sacar delante de aquí a final de año, probablemente este es el más importante, porque realmente atiende la misionalidad de un Conpes, que es poder tener una solución a un problema interinstitucional, a un problema que afecta a toda Colombia y que necesita una articulación muy cuidadosa entre los distintos responsables de esta política y un seguimiento muy estricto para que se cumpla”, indicó la funcionaria.

¿Para qué servirá este Conpes?

La directora del DNP anunció que el Conpes que quedará listo y aprobado a comienzos de noviembre persigue cuatro grandes objetivos encaminados a rodear el ejercicio de los liderazgos y la defensa de los derechos humanos en el territorio.

El primero de ellos está orientado a lograr una verdadera unidad y coordinación institucional en las regiones, focalizando las acciones de los diferentes ministerios y entidades gubernamentales, con el fin de intervenir las causas de las agresiones y asegurar la seguridad en los territorios priorizados como Norte de Santander.

Le puede interesar: Hay que forzar es el cierre de los pasos ilegales: Paloma Valencia

El segundo objetivo busca consolidar un sistema oficial de información, reforzar el Sistema de Alertas Tempranas para la reacción rápida y garantizar la respuesta oportuna para la protección individual y colectiva.

Así mismo, este Conpes pretende fortalecer los procesos de investigación, judicialización y sanción, para lo cual se crearán ocho juzgados especializados para los procesos de delitos contra defensores, fortalecerán los sistemas locales de justicia en las Zonas Especiales de Garantías para el Liderazgo Social y Defensa de DD. HH. y promoverán la denuncia y seguimiento a los casos registrados.

Finalmente, en el documento se establece la promoción de ambientes propicios para la labor de defensa de los derechos humanos, identificando patrones de estigmatización, estrategias de salud mental y apoyo psicosocial con enfoque diferencial para los defensores, generando reconocimientos a la labor que desempeñan e impulsando programas de formación, cofinanciación de iniciativas y fortalecimiento de capacidades.

“Lo más urgente es cómo mejoramos la situación en territorio para que haya más seguridad; cómo mejoramos las capacidades institucionales para que podamos prevenir estas situaciones que son tan trágicas, pero también estamos fortaleciendo el componente para ver cómo judicializamos mejor estas acciones y cómo le quitamos la estigmatización y de cierta manera, impulsamos esta labor que es tan loable por parte de los defensores de derechos humanos”, manifestó la directora del DNP.

Norte de Santander, focalizado

Alejandra Botero dijo que en total son cinco los departamentos que concentran el 66% de los homicidios, entre ellos Norte de Santander, que ocupa el tercer lugar, según las cifras recopiladas entre 2016 y 2020.

En esa medida, la directora manifestó que esta región será una de las focalizadas para la implementación del Conpes y en donde se concentrarán los mayores esfuerzos para garantizar el éxito de la política.

De acuerdo con las cifras de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en el departamento se presentaron entre 2016 y 2020 un total de 24 homicidios de líderes comunales, siete líderes comunitarios, dos campesinos, dos líderes sociales y uno indígena.

Entre tanto, en ese mismo periodo se contabilizaron 354 amenazas, 160 de ellas en 2020.

El porcentaje de esclarecimiento de los homicidios en Norte de Santander está en el 72,5%, según los datos de la Fiscalía General de la Nación.

Los participantes en la presentación del documento insistieron en que el panorama es preocupante y que es necesario que este tipo de Conpes se materialicen en hechos concretos y reales, pues de lo contrario será un papel más.

El gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, también destacó la socialización de la política, pero al igual que los líderes y defensores de derechos humanos, insistió en que esta debe “tener dientes” para que no se quede en un catálogo de buenas intenciones, sino que pueda tener herramientas a nivel financiero.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Afectaciones a Defensores de Derechos Humanos.
Image
Lucy Araque