Escuchar este artículo

Ábrego: la pandemia les enseña a vivir del vidrio reciclado

Viernes, 26 de Noviembre de 2021
Una pareja de la vereda Oropoma pone a prueba su ingenio y creatividad.

Una crisis económica como consecuencia de los efectos de la pandemia conllevó a una pareja al hallazgo de una fuente de ingresos para sostener a la familia en una finca de la zona rural de Ábrego.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

La ingeniera ambiental, Johana Gaona Galeano y su esposo, el mecánico Breiner Argota Hernández tomaron la decisión de convertir las botellas en llamativos vasos decorados de gran aceptación en la región. 

Hermanos, padres e incluso abuelos buscan por todos los rincones de la vereda Oropoma aquellos elementos de vidrio para impulsar la naciente microempresa familiar. No importa que las botellas estén reventadas, ya que con el ingenio y la dedicación del joven matrimonio adoptan diversas figuras: vasos, candelabros porta velas, copas, lámparas, frascos, cofres y materas hace parte de la variada producción.
 
La misión es reciclar y transformar esos envases lanzados a la caneca de basura y dar una aplicación diferente sin repercusiones a la naturaleza. “Todos los comienzos son difíciles, especialmente los choques en términos de calor y frío con un alambre y la pulida de los vasos, hasta que mi esposo como ingeniero mecánico se ideó un aparato con el fin de facilitar el proceso”, indicó Joana. 

 

Lea también: Equipos técnicos para emisoras comunitarias del Catatumbo

En efecto, los procesos se hacen de manera artesanal con una máquina cortadora que habilitó con una resistencia y unos ladrillos, una pulidora ensamblada con un motor de una lavadora. Someten el material a altas temperaturas para moldearlo y convertirlo en figuras decorativas para los hogares. 

Image
El vidrio, alternativa para superar la crisis durante la pandemia

“Todo depende de la calidad del material, el ingenio y la creatividad de la gente quienes exponen las ideas”, recalcó la ingeniera. 

 La microempresa ha sido objeto de reconocimiento de las entidades, po lo que están en busca del registro certificado ante el Ministerio del Medio Ambiente como un proyecto verde de reciclaje seguro legalmente constituido. 

Ahora ambos están trabajando en sus profesiones y han encomendado la continuidad a los familiares quienes perfeccionan la idea porque los motivos han gustado mucho.

Brayan Argota es un ingeniero mecánico de la Universidad Francisco de Paula Santander quien coordina ese emprendimiento artesanal, tecnificado como un negocio sin riesgo alguno.


 Lea también: Capacitarán a trabajadores informales sobre riesgos laborales

Johanna Gaona Galeano, ingeniera ambiental del alma máter a quienes el destino unió para promover alternativas en bien de la naturaleza.

Image
Con el vidrio elaboran piezas decorativas para el hogar.

“Descubrimos que el vidrio era manejable y la consigna es reduce, recicla y reutiliza como una necesidad para transformar el material. Una vez determinada la calidad de los residuos se clasifica y producen piezas decorativas para toda ocasión. Ahora que se aproxima la navidad existe mucha demanda con vasos personalizados, lámparas, porta velitas, candelabros, centros de mesas y macetas”, mencionó la emprendedora.  
 
El esposo manifiesta que la técnica es amigable con el medio ambiente y con procedimientos artesanales, sin grandes inversiones se cumple con los parámetros del reciclaje. 

“Recicla y Transforma es una microempresa familiar cuyo objetivo es la transformación de residuos sólidos en productos de calidad. En este caso nuestro principal residuo trabajado son las botellas de vidrio, que es 100% reciclable, que una vez recolectado, es transformado en diversos productos que son debidamente desinfectados, entre los cuales se encuentran los vasos, frascos de cocina, masetas para plantas, floreros, lámparas, porta velas, tesoreros, entre otros”, manifestó Breiner. 
 
El producto es promocionado por medio de redes sociales y la comercialización en los diferentes municipios de la provincia de Ocaña, zona del Catatumbo y sur del Departamento del Cesar. 


Lea además: Expo Catatumbo, una vitrina para los productos agrícolas

“La idea es lograr el posicionamiento a nivel nacional y para ello estamos trabajando. Lo importante es que estamos protegiendo el medio ambiente”, recalcó la ingeniera.

 


 

Image
La pareja de ingenieros distribuyen los productos en la provincia de Ocaña.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Image
Javier Sarabia

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Contenido Patrocinado