Escuchar este artículo

Copa menstrual, sus utilidades y desventajas

Sábado, 23 de Octubre de 2021
Beneficia la higiene íntima, el bolsillo y el medioambiente.

Cada vez son más las mujeres que se han animado a probar la copa menstrual para lidiar con su periodo, sustituyendo las toallas higiénicas o los tampones. Sin embargo, hay muchas que no se atreven todavía a usarla por varias razones, y quizás unas de ellas es por la falta de información sobre este tema o por temores de seguridad.

El objeto es un cono hecho de silicona hipoalergénica, que se introduce en la vagina para recolectar el sangrado que se queda dentro de una forma natural hasta que se retira. El dispositivo dispone de un tirador para facilitar su extracción.

Lea aquí: Reducir tiempos de diagnóstico en cáncer de mama , el reto de América Latina

Este producto no interfiere en el estilo de vida de las mujeres, ni en la práctica diaria de cualquier deporte, y tampoco obstaculiza ningún método de planificación familiar como el DIU y el anillo anticonceptivo.

Esta opción para el manejo de la regla tiene numerosos beneficios, aunque también algunas desventajas a tener en cuenta. Por eso, consultamos a Lady Alba Bermúdez, directora de programas y proyectos de la estrategia Punto D-Derechos Sexuales y Reproductivos en Fundación Oriéntame, quien nos habló sobre este elemento que se volvió una alternativa de muchas mujeres.

“La copa menstrual tiene unos beneficios como la comodidad, economía y es reutilizable, pues se utiliza durante varios años sin tener que hacer ninguna otra inversión”, agregó la experta

Image
La copa en comparación de las toallas o tampones, recolecta la sangre

Las ventajas de su uso

1. Se puede realizar cualquier tipo de ejercicio, incluso, los que requieran gran movilidad, sin temor a que la copa se mueva.

2. El producto recolecta más sangre que los tampones y compresas. Aunque se puede llevar puesta hasta 12 horas, es recomendable vaciarla cada 4 horas.

3.  Al contrario que los tampones o toallas, no absorbe la menstruación, solo la recoge, así que no reseca ni altera el pH de la vagina.

4. Es amigable con el medioambiente ya que las toallas y tampones, son de un solo uso y tardan en desintegrarse entre 150 a 160 años. La copa menstrual, en cambio, puede durar hasta 10 años si se cuida correctamente y así se reduce la generación de desechos, aportando beneficios para el planeta.

5. Es fácil llevarla a cualquier parte, pues tiene una bolsita para guardarla, de tela transpirable para proteger el material del contacto con el exterior.

6. Se puede dormir con el dispositivo puesto, pues se adapta perfectamente a las paredes de la vagina y no se mueve.

Le puede interesar: Gabriela Spanic contó detalles sobre su vida íntima

Desventajas

1. Algunas mujeres tienen dificultades para ponérsela y retirársela, sobre todo al iniciar su uso y por ello puede resultar un poco incómoda.

2. Si se inserta mal o no se escoge el tamaño adecuado, se generan molestias y derrames.

3. Como al vaciar la copa hay que lavarla, muchas mujeres se sienten avergonzadas de hacerlo en un baño público o se incomodan de tener que ingresar con una botella de agua al cubículo del inodoro. Por ello muchas esperan para hacer este procedimiento en la intimidad de su casa.

4.  Si se esperan muchas horas para vaciarla es posible mancharse las manos o la ropa con sangre, porque está estaría muy llena por el tiempo de recolección.

5. Precio de inversión de las copas menstruales varían dependiendo la marca. La más económica en una droguería cuesta $20.000.

¿Cómo saber qué talla elegir?

Image
Es importante elegir el tamaño de la copa para evitar que el flujo se salga.

Las hay de diferentes tamaños y capacidades, por lo que cada marca hace una calificación diferente. Ante esto, Bermúdez, aseguró que las copas menstruales, generalmente traen tres tamaños; pequeña, grande y mediana.

“La elección de la talla debe primar la cantidad del sangrado (si es poco o es abundante), la distancia de la entrada del canal vaginal hacia el cuello del útero en algunas mujeres puede ser más corta, en otras más larga”, dijo la especialista del tema, quien explicó que con los nudillos de los dedos son una buena manera de calcular esta medida, “ya que al introducir el dedo en la vagina, al final va a tocar algo con textura firme como la punta de la nariz, este contacto indica que ha llegado al cérvix”.

También puede leer: Ariadna Gutiérrez motiva a hacer ejercicios con ella

Sin embargo, en algunas droguerías venden la pequeña o ‘talla S’ a chicas que no han tenido relaciones sexuales; la mediana o ‘talla M’, para las que no han tenido ningún parto normal y la grande o ‘talla L’, para quienes sí han tenido alguno.

Primera vez: cómo poner la copa menstrual y cómo quitarla

Image
Introducir la copa puede resultar difícil. Aprenda a usarla.

Las primeras veces puede que no se logre poner bien, pero con el tiempo, la colocación resulta sencilla. “En el momento de insertarla, una de las maneras es presionarla para que coja forma de ‘C’ o tipo tampón e introducirla suavemente. Una vez dentro, volverá a su forma y se ajustará a las paredes vaginales”, indicó la profesional, quien agregó que no hay riesgo de que se quede adentro o que se pierda, un temor de muchas mujeres.

Así mismo, la directora de la fundación Oriéntame aseguró que han encontrado en las mujeres que capacitan y reciben educación gratuita sobre salud menstrual, y que están con el uso de la copa, que aprenden el uso correctamente de este producto y a conocer sus cuerpos.

Lea también: Dolor crónico: otra secuela del paciente post COVID-19

“A partir del reconocimiento y comprensión de su periodo, de su sistema reproductivo y de la relación con la vida misma enseñamos sobre los productos menstruales y su impacto en la salud y medioambiente”, agregó Lady Alba, quien además contó que la proveen gratuitamente y que la mayoría de las chicas dan cuenta de una experiencia satisfactoria

En Cúcuta, Los Patios, y Villa del Rosario muchas mujeres han accedido a esta capacitación.

Esterilizarla y limpiarla correctamente

Cuando la copa está llena, se retira y vacía el flujo en el inodoro o en el lavamanos. De inmediato, debe limpiar con agua y secarla antes de introducirla de nuevo. Para conservarla de manera adecuada e higiénica, una vez acabe la regla, se debe sumergir en agua hirviendo durante unos minutos para esterilizarla.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://bit.ly/3ljBtXC . 

Image
Geraldine García

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas