Escuchar este artículo

Día Mundial de la Hipertensión Arterial: cuídese, la enfermedad puede ser silenciosa

Martes, 17 de Mayo de 2022
Afecta a más del 30% de la población adulta mundial.

Cada 17 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión, con la finalidad de promover la concienciación y los esfuerzos para prevenir, diagnosticar y controlar la hipertensión arterial, condición que constituye el principal factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares.


Lea también: Instituto Técnico Guaimaral ganó premio internacional por su proyecto de inclusión

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hipertensión o hipertensión arterial es un trastorno por el cual los vasos sanguíneos tienen persistentemente una tensión elevada. La sangre se distribuye desde el corazón a todo el cuerpo por medio de los vasos sanguíneos. Con cada latido, el corazón bombea sangre a los vasos.

“La tensión arterial se genera por la fuerza de la sangre que empuja las paredes de los vasos sanguíneos (arterias) cuando el corazón bombea. Cuanto más alta es la tensión, más dificultad tiene el corazón para bombear”, explica la OMS.

De la tensión arterial se dan dos valores: el primero es la tensión sistólica y corresponde al momento en que el corazón se contrae o late, mientras que el segundo, la tensión diastólica, representa la presión ejercida sobre los vasos cuando el corazón se relaja entre un latido y otro.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Para establecer el diagnóstico de hipertensión se han de tomar mediciones dos días distintos y en ambas lecturas la tensión sistólica ha de ser superior o igual a 140 milímetros de mercurio (mmHg) y la diastólica superior o igual a 90 mmHg.

Se trata de un trastorno médico grave que puede incrementar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cerebrales, renales y otras.

Esta importante causa de defunción prematura en todo el mundo afecta a más de uno de cada cuatro hombres y una de cada cinco mujeres, o sea, más de 1000 millones de personas. La carga de morbilidad por hipertensión es desproporcionadamente alta en los países de ingresos bajos y medianos, en los que se registran dos terceras partes de los casos, debido en gran medida al aumento de los factores de riesgo entre esas poblaciones en los últimos decenios.


Lea aquí: Campesinos del Catatumbo llevan más de 30 años esperando el ‘Anillo Vial de la Paz’

 

Image
Vía clínica de la hipertensión. / Foto: Cortesía / La Opinión

 

Síntomas

Desafortunadamente muchas personas con hipertensión no experimentan síntomas y pueden ignorar que tienen un problema.

Sin embargo, los síntomas más frecuentes pueden incluir cefaleas por la mañana temprano, sangrado nasal, ritmo cardíaco irregular, cambios en la visión y zumbido en los oídos.


Le puede interesar: Alza en precios de suplementos provocan falsificación de los productos

Pero formas más graves pueden incluir fatiga, náuseas, vómitos, confusión, angustia, dolor en el pecho y temblor muscular. Si no se trata, la hipertensión puede causar dolor de pecho persistente (llamado también angina de pecho), ataques cardíacos, insuficiencia cardíaca y arritmia cardíaca, que puede dar lugar a muerte súbita.

Además, la hipertensión puede provocar accidentes cerebrovasculares al obstruir o reventar arterias que llevan la sangre y el oxígeno al cerebro, y lesiones renales que podrían ocasionar insuficiencia renal.

La hipertensión causa daños en el corazón debido al endurecimiento de las arterias y la disminución del flujo sanguíneo y el oxígeno hacia el corazón. 

¿Cuáles son las complicaciones de la hipertensión no controlada?

Entre otras complicaciones, la hipertensión puede producir daños cardiacos graves. El exceso de presión puede endurecer las arterias, con lo que se reducirá el flujo de sangre y oxígeno que llega al corazón.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

El aumento de la presión y la reducción del flujo sanguíneo pueden causar:

Dolor torácico (angina de pecho).

Infarto de miocardio, que se produce cuando se obstruye el flujo de sangre que llega al corazón y las células del músculo cardíaco mueren debido a la falta de oxígeno. Cuanto mayor sea la duración de la obstrucción, más importantes serán los daños que sufra el corazón.


Entérese: Este es el panorama de la relación comercial de Colombia con Venezuela

Insuficiencia cardíaca, que se produce cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre y oxígeno a otros órganos vitales.

Ritmo cardíaco irregular, que puede conllevar la muerte súbita.

La hipertensión puede también causar la obstrucción o la rotura de las arterias que llevan la sangre y el oxígeno al cerebro, lo que provocaría un accidente cerebrovascular.

Asimismo, puede causar daños renales que generen una insuficiencia renal.


Más información: Una mejor dieta ayuda a vencer la depresión en hombres jóvenes

 

Image
Presión arterial. / Foto: Cortesía

 

Más de 700 millones de personas con hipertensión sin tratar

Esta enfermedad se detecta mediante una prueba rápida e indolora que se puede realizar en el hogar, pero un profesional sanitario puede ayudar a evaluar cualquier riesgo o trastornos conexos.

En el 2021, la OMS informó que, el número de adultos de entre 30 y 79 años con hipertensión ha aumentado de 650 millones a 1280 millones en los últimos treinta años, destacando que casi la mitad de estas personas no sabían que tenían hipertensión.


Lea también: Tres nortesantandereanas hijas del ICBF que hoy son profesionales

Realizaron un estudio con la red mundial de médicos e investigadores que abarcó el periodo 1990-2019. En este se utilizaron datos de medición y tratamiento de la tensión arterial de más de 100 millones de personas de entre 30 y 79 años de 184 países, que en conjunto cubren el 99% de la población mundial, lo que lo convierte en la revisión más completa de las tendencias mundiales de la hipertensión hasta la fecha.

Al analizar esta enorme cantidad de datos, los investigadores descubrieron que hubo pocos cambios en la tasa general de hipertensión en el mundo desde 1990 hasta 2019, resaltando que la carga se ha desplazado de las naciones ricas a los países de ingresos bajos y medianos.

Como resultado de ello, el Canadá, el Perú y Suiza tuvieron una de las menores prevalencias de hipertensión a nivel mundial en 2019, mientras que algunas de las tasas más altas se observaron en la República Dominicana, Jamaica y el Paraguay para las mujeres y en Hungría, el Paraguay y Polonia para los hombres.


Lea aquí: "Ahora los huevos vienen de Alemania", la nueva polémica de Francia Márquez

Aunque el porcentaje de personas con hipertensión ha cambiado poco desde 1990, el número de personas con hipertensión se duplicó hasta alcanzar los 1280 millones. Esto se debió principalmente al crecimiento de la población y al envejecimiento. En 2019, más de mil millones de personas con hipertensión (el 82% de todas las personas con hipertensión del mundo) vivían en países de ingresos bajos y medianos.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Image
Claves para reducir la hipertensión. / Imagen: La Opinión

 

¿Cuál es el tratamiento? 

La OMS señala que la reducción de los factores de riesgo modificables son la mejor manera de prevenir la hipertensión y las enfermedades asociadas del corazón, el cerebro los riñones y otros órganos.

Esos factores incluyen las dietas malsanas (consumo excesivo de sal; dieta rica en grasas saturadas y grasas trans; bajo consumo de frutas y hortalizas), inactividad física, consumo de tabaco y alcohol, sobrepeso u obesidad.

Pero existen factores de riesgo no modificables, como, por ejemplo, antecedentes familiares de hipertensión, más de 65 años de edad y enfermedades concomitantes tales como diabetes o nefropatías. Para las personas expuestas a factores de riesgo no modificables o hereditarios es doblemente importante evitar los factores de riesgo relacionados con las dietas y los hábitos.


Lea además: Venezuela se potencia como el cuarto productor de cocaína

La hipertensión se puede abordar mediante medidas orientadas a reducir y gestionar el estrés mental; controlar la tensión arterial y consultar con profesionales sanitarios periódicamente; tratar la tensión arterial elevada; y gestionar otros trastornos de salud.

El abandono del consumo de tabaco y del consumo nocivo de alcohol, así como las mejoras en la dieta y la actividad física pueden contribuir a reducir los síntomas y los factores de riesgo de la hipertensión.

Image
Hipertensión arterial . / Foto: Cortesía / La Opinión

 

Situación en Colombia 

De acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección Social aproximadamente 4 de cada 10 adultos en Colombia sufren de hipertensión arterial, pero el 60% de estos no lo saben aún. 

En Colombia para 2018 se reportaron 4.048.776 personas diagnosticadas con hipertensión arterial. Sin embargo, datos provenientes de estudios poblaciones muestran que este número puede ser tres veces mayor. En general, los casos son mayores en el sexo femenino que en el masculino.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion . 

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda