Escuchar este artículo

Adquirir vivienda propia, clave en aumento de ingresos laborales

Martes, 30 de Noviembre de 2021
La universidad de Los Andes y el Centro Nacional de Consultoría analizaron el impacto del programa Mi Casa Ya en el país.

Más empleo formal, reducción de gastos y mejor percepción de seguridad, fueron algunos de los hallazgos generales encontrados en el análisis al impacto que ha tenido el programa de subsidio Mi Casa Ya en las personas beneficiarias.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

El estudio fue realizado durante 10 meses por la universidad de los Andes y el Centro Nacional de Consultoría.

La economista cucuteña María del Pilar López, quien es docente de Los Andes e hizo parte del equipo evaluativo del programa, le contó a La Opinión que resultados son “sorprendentemente maravillosos”.

Explicó que en primer lugar el aprovechamiento del programa es muy alto. Lo que significa que quienes accedieron al programa y adquirieron así su vivienda, continúan habitándola.

subsidio Mi Casa Ya


Le puede interesar: En San Luis desvalijaron una casa en tiempo récord

Dijo que el programa cobra mucha más importancia cuando en el país, las barreras de acceso a la vivienda propia sin tan altas. El 80 % de las personas que se postularon, pero que por alguna razón no salieron beneficiadas en el programa, continúan viviendo en arriendo.

Otro de los factores encontrados fue la reducción de gasto de los hogares destinado a vivienda, López comenta que encontraron que la cuota casi siempre es menor al valor que pagan de arriendo, lo que quiere decir, que aumentan las posibilidades de destinar más recursos a otras compras, como medios de transporte (carro o moto) o electrodomésticos (nevera o lavadora).

También los beneficiarios tienen menor probabilidad de estar en déficit cuantitativo y cualitativo de vivienda, menores tasas de victimización y mejores percepciones de seguridad, y una menor probabilidad de caer en pobreza.


Lea aquí: La trágica decisión que tomó una niña en Aguaclara

“Los beneficiarios tienen 20% más de probabilidad de tener un empleo formal después del 1 año de adquirir vivienda y 47% más probabilidad en el segundo. También destinan más recursos para gastos en educación, salud, servicios públicos y acceden más a servicios financieros”, manifestó López.

 

Image
Mi Casa Ya

Así mismo resaltaron que el beneficio por género es muy positivo para las mujeres.

“Los efectos sobre mujeres beneficiarias son positivos y más altos que en hombres, sobre todo en acceso a activos como lavadoras, motos y carros, y mayor satisfacción de barrio y vivienda. También son menos víctimas de acoso físico y verbal que las no beneficiarias”, reveló la cucuteña.

Dentro de los hallazgos, dijo López, que Mi Casa Ya parece ser una política que facilita el acceso al empleo formal y aumenta el salario hasta en 30% si se relaciona con los no beneficiarios.


Entérese: Murió dos semanas después de ser brutalmente golpeado

Aunque el estudio completo no se ha publicado, López dijo que se le hicieron unas recomendaciones para mejorar su implementación, entre las que se destacan la mejora al acceso de la información de postulantes, así como el hacer una mejor focalización, pues, aunque está llegando a las personas que son, el programa debería estar mejor focalizado. Recomiendan que el subsidio se otorgue, no por los reportes de los hogares al banco, si no por el puntaje del Sisbén.

Además, piden revisar cómo se están entregando los créditos, porque, aunque en la postulación la mayoría de solicitudes las hacen las mujeres, al momento de ver los beneficiarios, la brecha se reduce considerablemente.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Contenido Patrocinado