Escuchar este artículo

Abandonado está el comedor infantil de Alfonso López

Viernes, 19 de Noviembre de 2021
En el lugar se alimentaban 200 niños de bajos recursos.

Tristeza e impotencia siente la comunidad del barrio Alfonso López, al recordar lo que hace once años era el comedor infantil de este sector. Ahora, solo quedan ruinas de lo que antes era un espacio donde niños y jóvenes podían recibir diferentes alimentos.

Este lugar contaba con el apoyo de Bienestar Familiar, quienes enviaban cartas con los menús correspondientes de todos los días y  la persona encargada de administrar el comedor se dirigía al mercado a hacer las compras para los menores.

Durante su funcionamiento, el comedor ubicado en la comuna 10 de la ciudad, brindaba a niños y jóvenes de lunes a viernes, desayuno y almuerzo, las dos raciones de comida tenían un costo de 1.500 pesos.


Le puede interesar: Lanzan campaña 'Pregunta por Ángela' en Cúcuta

Lo recogido con el dinero de cada menor, se convertía en un tipo de fondo donde se sacaba el pago para las personas que trabajaban en el lugar.

Image
Este era el espacio del comedor que servía como bodega de alimentos.

Aunque el comedor dejó de estar al servicio de la comunidad desde hace once años, algunas personas cuidaban el recinto y hacían constante limpieza, pero hoy completa tres años desamparado. 

Suciedad, grietas, tejas quebradas, telaraña, animales y basuras; son algunas de las cosas que se pueden observar una vez se visita el lugar.

Las mesas vacías y llenas de polvo, evidencian la soledad y abandono en que está el comedor que años atrás recibía a niños y jóvenes, de diferentes barrios y colegios entre las edades de 5 a 18 años para que se alimentaran y compartieran un rato agradable. 


Lea aquí: Un año de la tragedia en 23 de Enero

Aquí venían niños de cualquier colegio, no se tenían preferencias, habían tres mujeres que se encargaban de la cocina, un muchacho que nos colaboraba vigilando y yo que era de la junta y estaba a cargo de llevar el control de las comidas”, aseguró Lorena Sanín, quien trabajó en el comedor durante 25 años.

Image
El lugar se encuentra en mal estado

Los habitantes que viven alrededor del comedor infantil, señalaron que están expuestos debido a esta situación, que ha hecho que la zona se contamine y se preste para robos.

Sumado a esto, la presencia de habitantes de calle, el arrojo de basuras y animales muertos en el lugar.

María del Carmen Barrientos, quien ha vivido casi toda la vida en el barrio, aseguró que es triste ver en lo que se ha convertido el comedor que le regalaba refrigerios cuando ella era pequeña y que es necesario una solución puesto que, hay niños que realmente necesitan de esta ayuda.

En ese tiempo nos regalaban un pan y una leche, yo era pequeña y venía todos los días acá para recibir la merienda, era muy rico”, comentó Barrientos.

Cerca al comedor, se encuentran dos sedes de la Institución Educativa San Francisco de Sales, las cuales son: la sede Francisco de Paula Andrade que conecta con el restaurante infantil y la sede Atanasio Girardot que está a escasos metros del lugar.


Lea además: Conozca las zonas de Cúcuta que tendrán iluminación esta Navidad

Según manifestaron habitantes del barrio, este comedor ahora pertenece a uno de estos lugares y aseguraron que la responsabilidad de su funcionamiento es de los directivos de las instalaciones.

Esto dice la institución

Por su parte, el coordinador de las sedes William Galvis, respondió que se hizo un proceso de legalización de la sede Francisco de Paula Andrade y según el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, esta aparecía como dueña del comedor infantil, debido a que está ubicado en los predios de la misma.

También acotó que la Secretaría de Educación e Infraestructura ha hecho presencia en el lugar para valorar la situación y estudiar el caso.

Se le pasó un proyecto a la Secretaría de Educación municipal para remodelación y adecuación del comedor, actualmente está en estudio, han venido ingenieros, un arquitecto civil, un topógrafo y funcionarios de la Secretaría, estamos esperando que el proyecto finalmente se haga realidad”, puntualizó Galvis.

Por ahora, están a la espera de que finalmente se haga posible una intervención en el comedor, para que pueda prestar servicio de alimentación escolar a los niños de las sedes, que en promedio son unos 500 estudiantes.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas