Escuchar este artículo

Los síntomas que siguen atacando a muchos que tuvieron COVID

El síndrome post-COVID puede presentarse, especialmente, en personas que requirieron hospitalización o estuvieron en UCI.

Cuando se van a cumplir tres años desde que la OMS el 11 de marzo de 2020 declarara la pandemia del coronavirus, y miles de personas lograron ganarle la batalla a la enfermedad y recuperarse por completo otras han manifestado que después de haberse contagiado, su vida no volvió a ser la misma. 


Lea también: En cifras: Así ha sido el flujo vehicular y de pasajeros en el Atanasio Girardot


Dicha situación obedece a la presentación de nuevos síntomas posteriores a la infección, en lo que se ha denominado ‘síndrome post COVID (SPC)’ o ‘long COVID’. 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se trata de una sintomatología y efectos que persisten y que no pueden explicarse con un diagnóstico alternativo. 

De manera general, los afectados pueden presentar uno o varios desórdenes pulmonares, cardiovasculares, nerviosos y mentales, entre otros, entre la cuarta y décimo segunda semana posterior al contagio por la COVID-19. 

El Instituto Nacional de Salud elaboró un estudio sobre la estimación de la carga de este SPC en pacientes mayores de 18 años que sobrevivieron al virus, encontrando que son muy frecuentes la fatiga, la disnea (dificultad para respirar o falta de aliento), somnipatía (problemas para dormir) y los desórdenes cognitivos (dificultades para pensar o concentrarse). 


Lea además: 10 casos de viruela símica en Norte de Santander


La fatiga se reporta como la que más afecta a mayores de 60 años que no estuvieron internados  y la disnea en hospitalizados del mismo grupo de edad. 

Mientras que la somnipatía y los desórdenes cognitivos se reportaron con mayor periodicidad en los hospitalizados y en el grupo de 18 a 59 años. Según el INS, hasta junio del año pasado, se estimaron un total de 1’509.813 personas en Colombia con al menos uno de los síntomas del SPC analizados. 

El estudio reveló que el mayor número de casos con síndrome post COVID estaría entre los contagiados durante el periodo previo al 30 de septiembre de 2021, cuando la cobertura de las vacunas todavía era baja, teniendo en cuenta  otros análisis según los cuales  quienes se inmunizaron contra la COVID-19, presentaron menos riesgo de padecer el SPC. 


Lea aquí: Buscan cabeza de desfalco a Empopamplona


Lo que deja en evidencia que la vacunación contra la COVID, sí es fundamental, no solo para mitigar el riesgo de contagio, sino para prevenir esta posterior sintomatología, comentaron los analistas. 

Image
Estados Unidos tiene al 52% de su población completamente vacunada./ AFP

 

¿Son permanentes? 

El estudio reveló que el ‘long COVID’ puede persistir hasta por 12 meses, pero se habla de la posibilidad de que se extienda por años. 

La Opinión conoció la historia de Berta Mayorga, de 53 años, que se contagió de coronavirus en diciembre de 2020,y quien asegura haber empezado a tener problemas para dormir y a presentar mucho cansancio, aun cuando no hacía nada. 


Entérese: Tasas de interés, ¿qué tan efectivas son para controlar la inflación?


“Yo me enfermé y se me fue el olfato y el gusto como por quince días, pero siempre me cuidé en la casa, porque no quería llegar a un hospital, me daba miedo, pero siempre he sido una mujer muy activa, dormía bien, me cansaba pero del trabajo y luego de tener coronavirus, ya no me sentí igual”, comentó Mayorga. 

Reveló que un mes después de hacerse la prueba PCR para confirmar que ya estaba negativa, retomó sus actividades diarias, pero sintiéndose desanimada, lo que la obligó a ir al médico, quien le explicó que quizás podrían tratarse de los síntomas que quedaban a causa de haberse infectado con el virus. 

“Yo empecé a tomar pastillas y aguas de hierbas para dormir,  porque medio me dormía una hora y nada, aparte tengo una venta de dulces y ya no me rendía igual, la pereza, el cansancio, o sea, como si tuviera el virus encima de nuevo, porque cuando me enfermé, me tocó estarme en cama varios días”, relató. 


Más información: Científicos identifican en Asia mosquitos superresistentes a los insecticidas


Frente a esta situación, el epidemiólogo Juan Carlos Lorel dijo que muchas personas suelen no prestarles atención a estos síntomas, pero es primordial acudir con un profesional, porque pueden desarrollarse de manera negativa. 

“Hay personas a quienes les dio COVID-19 al principio de la pandemia y aún no tienen olfato y otros que quedaron con problemas respiratorios delicados; a ellas se les debe hacer un estudio con pruebas de laboratorio. Los hallazgos del INS dicen que la población de riesgo es la mayor de 60 años, pero cualquier persona los puede presentar y los puede estar confundiendo o tratando de manera inadecuada”, anotó Lorel. 

En Norte de Santander, hasta el pasado  5 de enero del presente año se han sido confirmados 125.154 casos de COVID-19, de los cuales 118.961 pacientes se han recuperado. Desafortunadamente, 5.190 personas perdieron la batalla contra la enfermedad en la región. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en:  http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
La opinión
La Opinión
Jueves, 12 de Enero de 2023

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión