Escuchar este artículo

Node empresa

Aprenda las diferencias entre un jefe y un líder empresarial

Jueves, 9 de Junio de 2022
Cultura organizacional exige ética, respeto y una actitud de apertura permanente.

No es lo mismo saber ser un líder que solo ser un jefe. Si bien hay cualidades natas que suelen poseerse, el liderazgo es un rasgo que casi todos pueden llegar a desarrollar.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Es cierto que existen estilos diferentes para dirigir a las empresas y estos también se pueden subordinar a las necesidades propias del sector al que pertenecen. Pero, también hay características que diferencian con claridad a las personas que sólo ejercen un cargo directivo de quienes realmente desarrollan una capacidad de liderazgo.

Así lo señaló Denise Franciscato, Head of People de 123Seguro: “mientras que un jefe puede solamente buscar y obtener resultados a corto plazo, un líder actúa de manera sostenible, con coherencia, generando un impacto no solo inmediato, sino también con proyección a mediano y largo plazo. ¿Cómo?  A través de ciertas acciones que transmiten inspiración en el equipo”.

Las características de un verdadero liderazgo

Si bien siempre ha existido la idea de que uno o varios individuos estén al frente de una organización o empresa y que los empleados estén bajo sus ordenes, los tiempos han cambiado y hoy la necesidad en los cargos de mando se dirige a personalidades cercanas a la gente, con cualidades inspiradoras y más bien lejanas a actos de abuso, corrupción o discriminación.


Lea también: Lo que no cubre el seguro del carro y usted no lo sabía


“La cultura organizacional de hoy exige ética, respeto y una actitud de apertura permanente por parte de quien dirige los destinos de una compañía. El espíritu de trabajo que debe reinar es de equipo y objetivos conjuntos, donde el éxito se comparta y de los errores se aprenda”, dijo Franciscato.

Las mentes más exitosas al frente de grandes equipos de trabajo son las que adoptan una mentalidad de crecimiento, piensan estratégicamente y son innovadoras generando ambientes de trabajo sanos donde los trabajadores se animen a expresarse, a realizar propuestas y a poder tomar decisiones.

Entre las principales habilidades que un verdadero liderazgo debe proyectar están la escucha activa, la comunicación abierta y la creatividad. Saber entender que los cambios constantes que vienen con la era digital serán cada vez más frecuentes es parte de esta necesidad de creatividad.


Lea tambiénFalcao y su esposa perdieron a su quinto hijo


Añadió además que los líderes más exitosos saben que el trabajo en equipo debe ser clave. Sus jornadas laborales deben estar a la par de sus compañeros y en muchas ocasiones, con horarios extendidos. El trabajo codo a codo también es una manera de conocer las necesidades reales que tienen los trabajadores y poder subsanarlas.

Image
trabajo-híbrido / Foto: Cortesía

 

Es importante que un buen líder tenga capacidad de empatía, adaptación y flexibilidad. Poder extraer lo mejor de cada uno de los talentos del equipo e impulsar la innovación en un ambiente inclusivo y diverso.


Lea tambiénArrancó la pretemporada del Cúcuta Deportivo de cara a su regreso


“Todo líder precisa conocer a su equipo, reconocer su potencial, y saber influenciarlo para lograr lo mejor de cada una de sus fortalezas. Debe ser una persona que sepa enfrentar las situaciones de conflicto de la manera más conciliadora que el caso amerite”, expuso.

También, remover las barreras que dificultan la llegada a los objetivos, y así poder identificar las metas y expectativas para guiar el proceso de crecimiento de cada talento. Son acciones que pueden generar un ambiente fértil para el surgimiento de nuevos liderazgos, capaces de hacer crecer a la empresa, sus objetivos y sus alcances.

Hacia el surgimiento de nuevos liderazgos

Muchos líderes cuentan con un carisma particular y un espíritu de líder nato. Pero, la verdad es que todas las cualidades necesarias se pueden adquirir y desarrollar con la práctica cuando hay una apertura para el aprendizaje y también cuando existe un buen encauzamiento y la debida preparación.

Entonces, ¿se pueden formar futuros líderes? Sí. Hay personas que cuentan en su personalidad con cualidades natas de un líder, y al mismo tiempo están quienes tienen mucho interés en aprender a ser uno.


Lea tambiénEl aeropuerto de Ocaña no tiene vuelos comerciales


En estos tiempos, liderar demanda una gran capacidad de lidiar con la incertidumbre y la complejidad, que son inherentes a la transformación que vivenciamos. También, conlleva el desafío de representar a la compañía; difundiendo y manteniendo la conexión con la cultura de la organización.

“La importancia de un líder se encuentra en su rol como facilitador del proceso de aprendizaje y co-creación del equipo de trabajo. El entorno laboral refleja las condiciones de vida de cada uno y la motivación está directamente relacionada con el sentimiento de felicidad en el ambiente de trabajo y en la vida”, dijo la Head of People de 123Seguro.

Hoy en día, un verdadero líder no solo es responsable de conseguir los objetivos de la organización; sino que debe ofrecer un ambiente inclusivo y oportunidades de desarrollo profesional para entender las necesidades y expectativas de su grupo y hasta superarlos y llevarlos a nuevos terrenos de innovación, creatividad y productividad.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion  

Image
La opinión
La Opinión

Node empresa relacionada

Recomendados

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda