Escuchar este artículo

Node empresa

Colombia lidera la participación de marcas blancas y privadas de consumo en la región
La penetración de marcas blancas y privadas en América Latina en el segmento de productos consumo es del 10%.
La opinión
La Opinión

Colombia lidera la participación de marcas blancas y privadas de consumo en la región

La penetración de marcas blancas y privadas en América Latina en el segmento de productos consumo es del 10%.

En la edición más reciente del EY Future Consumer Index, se reveló que hay una gran disposición en América Latina para comprar marcas blancas y privadas. Esta tendencia se está marcando en productos como artículos de limpieza, alimentos y bebidas, cuidado personal y cosméticos, ropa, calzado y accesorios.

“La tendencia muestra que los consumidores latinoamericanos son más cuidadosos con sus gastos y están dispuestos a probar marcas de precios más bajos, enfocándose en la relación precio-calidad. La pandemia del Covid-19 cambió la forma en la que las personas consumen”, explicó Juan Felipe Arango, socio líder de EY-Parthenon en Colombia.

La adopción de las marcas blancas y privadas en Latinoamérica ha sido más lenta si se compara con las presentadas en Estados Unidos, Europa y Asia. Por ejemplo, su penetración promedio en el segmento de productos de consumo es de 10% en LATAM, mientras que en Estados Unidos está posicionado entre el 25% y 30%. En este caso, Colombia encabeza la región con un 17%; seguida de Argentina, Chile y Perú con un 13%; y México con un 8%.


Le puede interesar: Oportunidades y retos de las Super Apps para las instituciones financieras


Igualmente, el estudio también identificó que los consumidores están realizando compras en puntos de venta como tiendas de descuento (hard y soft discounters). El aumento de este tipo de tiendas -incluso por encima de otros retailers- hace que la presencia de las marcas blancas y privadas aumenten en su formato físico y virtual. Para Colombia, el crecimiento de los hard discounters está en un 29%; mientras que el de los retailers, en un 2,5%.

Es importante destacar que la participación de las marcas blancas y privadas en América Latina varía de acuerdo con la categoría; por ejemplo, en artículos de higiene y pañuelos, se ubica en un 5%; alimentos de la canasta familiar, 4%; lácteos y alternativas, 2%; snacks, 2%; cuidado del hogar, 5%; salud, 1%; y belleza y cuidado personal, 1%.


Lea aquí: Apple, Amazon y Google son las marcas más valiosas de 2022


“Hemos llegado a la conclusión de que las marcas blancas y privadas llegaron a América Latina para quedarse. Las marcas blancas y privadas han cambiado la naturaleza de las relaciones entre los fabricantes de productos de consumo y los retailers”, agregó Arango.

Las marcas blancas y privadas tendrán una mayor relevancia en el futuro, estas son consideradas como una base esencial para el crecimiento del sector, cuyo fin es tener una propuesta de valor disruptiva que ayude a satisfacer las necesidades de los consumidores.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Image
La opinión
La Opinión
Jueves, 10 de Noviembre de 2022

Node empresa relacionada

El 45% de las empresas mencionan que cuando requieren de habilidades digitales avanzadas, es más probable que capaciten a los empleados existentes.
La opinión
La Opinión

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se espera que hasta la mitad de todos los trabajos, se vean significativamente afectados por la automatización; lo que podría crear una brecha de habilidades a medida que los colaboradores luchan por adaptarse a roles nuevos.

Las empresas ya están viendo esta desigualdad, en donde el 41% afirma que el mayor desafío de reclutamiento que enfrentan, es la competencia por el talento, mientras que el 38% asegura que es la falta de candidatos calificados, mientras que casi la mitad de las empresas (45%) confirma que cuando necesitan habilidades digitales avanzadas, es más probable que capaciten a los empleados existentes.

El Grupo Adecco comparte 5 herramientas para llevar a cabo el upskilling o mejorar las habilidades de sus trabajadores:

Convencerlos sobre la necesidad de la capacitación

Tenga en cuenta cómo promocionará el programa de capacitación a sus colaboradores, concentrándose en la evolución, en lugar de la transformación, porque éste será un proceso continuo en donde se deben enfatizar los beneficios profesionales y comerciales, en lugar de los requisitos de recursos humanos, para que el personal comprenda el valor del desarrollo. 'Gamificar' estas fases, mediante la publicación de tablas de clasificación y otros recursos, alentará a los equipos a competir para completar la mayor cantidad del entrenamiento.


Lea también: Hotel Casablanca le apostó a la realidad aumentada para satisfacer a sus clientes


Identificar las necesidades

El mayor obstáculo para muchos líderes, es encontrar dónde está la brecha de habilidades en su organización, ya que puede sentir que hay desigualdades en todas partes, que son demasiado amplias y que ningún programa de capacitación podría lograr todo lo que necesita. Sin embargo, como con cualquier gran tarea, la clave es dividirla en pasos realizables, por ello es importante establecer una lista de funciones para crear una imagen general de los roles y departamentos que necesitan más formación; luego, validar esto con entrevistas a todos los colaboradores, calculando la cantidad del personal afectado y finalmente practicar evaluaciones de habilidades para obtener una imagen más clara de sus necesidades.

Determinar el mejor método de enseñanza

No todas las personas aprenden de la misma manera, por lo que la elección del procedimiento dependerá de lo que se esté enseñando, y se debe tener en cuenta cómo encajará este entrenamiento con los compromisos laborales existentes y preocupaciones más prácticas, como por ejemplo, si los alumnos están todos en un solo lugar o dispersos por todo el mundo.

Pensar en los pros y contras

Algunas capacitaciones deben estar abiertas para todos, pero otras serán limitadas dependiendo de las habilidades que se requieran dentro del personal. Es importante que cuando se haya culminado la capacitación, se establezca un programa claro de reingreso y aplicación de habilidades, en donde se determinen las expectativas y creando comités directivos para garantizar que la formación sea efectiva.


Le puede interesar: Coguasimales le apuesta a generar 2.000 empleos para 2023


Medir la eficacia

La única manera de tener una trazabilidad para garantizar el éxito, es mediante un seguimiento que se evalúe en cada una de las etapas. Es fundamental monitorear el comportamiento y la actividad, la retención de conocimientos y valorar las tasas de finalización y satisfacción del personal con el entrenamiento.

Los líderes corporativos que puedan aumentar y acelerar su planificación e inversión en la formación del  talento, serán los que obtendrán la ventaja sobre la competencia, en un entorno empresarial que se mueve cada vez más rápido.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión