Escuchar este artículo

Feminicidio en el barrio Santa Teresita de Cúcuta

Martes, 17 de Mayo de 2022
El hombre fue a la casa de su expareja, le disparó tres veces y después se disparó en la cabeza

En la calle 17 con avenida 4, del barrio Santa Teresita, ayer se vivieron momentos de terror al escucharse varios disparos. Luego de las detonaciones que sonaron hacia las 12:30 p. m., vinieron varios gritos desgarradores de una mujer dentro de una casa de este lugar y nadie comprendía qué estaba pasando.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Cinco minutos después, algunos vecinos de Esperanza Díaz se enteraron de que todo ocurrió dentro de su vivienda. José Hermelindo Pico, quien era su expareja sentimental, ingresó abruptamente a la residencia y al verla, sacó un revólver y le disparó a la mujer en tres oportunidades, luego él, se apuntó  su cabeza y también se propinó un tiro.

Algunas personas y familiares al conocer lo sucedido, corrieron a la casa y se encontraron con la trágica escena en la sala. Consternados y atemorizados por lo que estaban viendo, las personas levantaron a la mujer y al hombre, trasladándolos a una clínica cercana, pero ella no resistió y falleció. José Pico, hasta el cierre de esta edición se debatía entre la vida y la muerte.

Una de las hijas de la pareja, que se encontraba en ese momento en la casa y alcanzó a ver la escena, llamó a otros familiares y los alertó de lo que acaba de suceder.

Esperanza recibió los disparos en la cabeza, en el abdomen y en una mano. “José Hermelindo está en operación todavía, lo tienen ‘entubado’ en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), porque la bala que él se disparó, entró por un lado de la sien y salió por la frente, sin embargo, el pronóstico hasta ahora es reservado”, aseguró un familiar.

Minutos después de lo ocurrido, las autoridades llegaron, junto con la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brihno), para adelantar la inspección técnica.

Image
La casa estaba ubicada entre la calle 17 y 18 con avenida 4.
 
De las amenazas al crimen

Los investigadores judiciales conocieron que desde la semana pasada, José Hermelindo vendría, presuntamente, amenazando a Esperanza Díaz, porque tendría conocimiento de que ella vendría saliendo con otro hombre.

“Yo hablé con él, estaba cegado por los celos, ellos habían terminado hacía un año y medio, pero no la había superado. Es muy trágico todo esto, intenté disuadirlo de que dejara el tema así, pues porque ya tenían tiempo sin vivir juntos, y la verdad nadie pensó que llegaría a hacer algo de esta magnitud”, le señaló uno de los familiares a La Opinión.


Conozca: Cayó 'Darwin' y su combo de Los Pelusos en Cúcuta


Esperanza y José, según se conoció, habían vivido durante aproximadamente 30 años y tenían cinco hijos. Un familiar contó que habrían decidido separarse, por lo que él estaba viviendo a pocas casas de ella.

Él trabajaba como vigilante informal, mientras que ella era vendedora ambulante, aunque, por lo general, se hacía al lado de una tienda.

“Es terrible lo que sucedió, y lo peor de todo es que la señora realmente no salía con nadie, él se metió esa idea en la cabeza y bueno ahora está toda una familia de luto. Por ahora toca esperar cómo evoluciona el señor después de la operación, pero si queda vivo, tiene un proceso penal que afrontar”, manifestó el familiar.

Image
El hombre forzó la puerta de la entrada y le disparó a Esperanza en la sala.
 
Un dato alarmante

Gabriela Chacón, codirectora del Observatorio de Asuntos de Género de Norte de Santander, aseguró que las cifras de feminicidios en este año ya son alarmantes, y no existe una disminución en relación al año pasado.

“En este año, hemos contado por lo menos unos 10 casos de feminicidio en todo el departamento, pero no es la cifra final, todavía estamos haciendo el estudio de medios. Por otro lado, vemos que estos casos los quieren hacer pasar como casos aislados, y lo cierto es que no lo son, tanto en Cáchira, como en Chinácota o este último en Cúcuta, existe un sistema patriarcal que deja a las mujeres en situaciones de riesgo a falta de información y compromiso de la institucionalidad”, aseguró Gabriela Chacón.

Además, hizo un llamado de atención a las instituciones de seguridad, pues más allá de la pedagogía que dan al respecto, “es importante que tomen enserio los procesos investigativos como dice la ley para identificar si es un feminicidio y todo el proceso que se debe hacer para esclarecerlo. No vemos que investiguen como debería ser”, señaló.


Además lea: Asesinan a golpes y puñaladas a un joven en Niña Ceci


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda