Escuchar este artículo

Las dos versiones sobre el homicidio de Alirio Llanes

Miércoles, 29 de Junio de 2022
Según las autoridades, el uniformado accionó su arma en defensa propia

En la calle 19 entre avenidas 48, 49 y 50, del barrio Antonia Santos, los habitantes caminan con cuidado, miran a todo vehículo que pasa de forma desconfiada y se callan cuando una persona pasa cerca de ellos, y todo por el homicidio que ocurrió el domingo en la noche, en ese sector.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Alirio Llanes Ravelo, de 43 años, murió luego de recibir un balazo en el pecho. Pero de cómo se registró el hecho, aún es muy confuso.

Los familiares de la víctima afirman que quien lo mató fue un miembro de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), que borracho y que antes de disparar contra Alirio, estaba haciendo tiros al aire.

“Estábamos hablando varias personas frente a nuestra casa cuando el policía Daniel Grimaldo empezó a disparar todo borracho, porque lo vi bebiendo desde la mañana en una tienda. Alirio por más hacer, se acercó a decirle que dejara de hacer eso porque estaba asustando a su familia y el tipo sin pensarlo le disparó casi que a quemarropa”, afirmó uno de los familiares de la víctima.

Según esta versión, Llanes Ravelo se encontraba sentado y celebrando el Día del Padre con sus familiares frente a su casa, ubicada en la avenida 49 con calle 19, de ese barrio de la ciudadela Juan Atalaya, mientras que el uniformado estaba festejando frente a la vivienda de una allegada, que está a una cuadra de distancia.

Image
Alirio Llanes tenía 43 años y tres hijos.
Versión oficial

Sin embargo y luego de indagar, la versión oficial del general Óscar Moreno, comandante de la Mecuc, es que el uniformado implicado en el hecho estaba dirigiéndose a una tienda cuando se presentó el suceso.


Lea aquí: A bala, acabó celebración del Día del Padre en El Salado


“El policía no estaba de servicio, estaba departiendo con su familia y salió a buscar elementos para su celebración, luego de conseguirlos se produjo el evento que ya se conoce. Importante resaltar que el arma que impactó al ciudadano no es propiedad de la institución, sino del uniformado, quien en ese momento no se encontraba en servicio”, explicó el oficial.

 

Nadie quiere hablar

La Opinión volvió al lugar y luego de hablar con varios vecinos de la víctima, pero prefirieron omitir detalles de cómo se habría registrado el suceso. La mayoría de los entrevistados resaltaron que ya se encontraban dormidos o salieron a la calle cuando estaba la Policía en el sector adelantando las inspecciones judiciales.

“Mis hijos tenían que trabajar porque vivimos del día, y nos entramos a las 9:00 de la noche. Al otro día vimos fue la sangre y unas piedras, escuchamos el escándalo, pero preferimos no salir porque acá es mejor así. Aunque yo conocí al hombre que murió desde niño y la verdad no era un mal tipo”, sostuvo una vecina.

Los allegados del policía que estaría implicado en el suceso, que estaban con él momentos antes del homicidio, decidieron no dar su versión de lo ocurrido a este medio por petición del abogado defensor, porque entorpecería la investigación judicial que maneja la Fiscalía.


Además lea: Siguen apareciendo restos humanos en Caño Picho


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda