Escuchar este artículo

El Eln asustó en Cúcuta y Los Patios con su paro armado

Jueves, 24 de Febrero de 2022
En la jornada de terror, una perra antiexplosivos murió y varias casas fueron afectas por ondas explosivas.

Lo que viene pasando en varios puntos de Norte de Santander, especialmente en Cúcuta y Los Patios y en las vías que llevan a Sardinata, Ocaña, Tibú, Ragonvalia y Pamplona, va mucho más allá de una manifestación del Eln contra el gobierno de Iván Duque, pues esos hechos que han provocado terror, perjudican a miles de personas que han visto truncados sus esfuerzos por ir a trabajar, estudiar o viajar.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinión_


‘¿Será que si puedo llegar al trabajo?’ ‘¿Está muy peligroso para salir de la casa o viajar?’ ‘¿Hasta cuándo durará esto?’ ‘¿Qué buscan con todas esas bombas?’, estas son solo algunas de las inquietudes que tienen los nortesantandereanos desde ayer, cuando arrancó el paro armado que decretó el Eln durante tres días.

“Y eso que dicen que esto hasta ahora está empezando, ojalá Dios nos ampare. Acá estamos todos preocupados, en cualquier momento puede sonar un estruendo. Ahí es donde uno se pregunta, tanto tiempo que ha pasado y ¿dónde está el Gobierno o las instituciones de seguridad? Estamos abandonados, a la merced de que cualquier grupo armado ilegal ponga bombas sin ninguna represalia”, aseguró una habitante de Los Patios, mientras observaba como, ayer, un técnico en explosivos de la Policía verificaba si un paquete extraño que dejaron al frente del conjunto residencial donde reside, era una trampa mortal.

Esa angustia y hasta rabia fue casi generalizada en los puntos donde el Eln se hizo notar ayer, dejando explosivos, banderas y panfletos, pero esta situación de riesgo no es solo de ayer, sino que viene desde el año pasado.

Image
Artefacto explosivo en Chaparral.

Con el primer día de paro armado, hasta el cierre de esta edición, se había dado una docena de acciones violentas, dos de ellas eran amenazas de bombas en Los Patios, una por el Anillo vial Oriental, a la altura del barrio Chaparral; y la otra en la avenida 10, entre la urbanización La Arboleda y una sede de la Universidad Francisco de Paula Santander (UFPS)).

Los más afectados de estos dos primeros hechos fueron los estudiantes un colegio que está cerca, los trabajadores de la obra del acueducto metropolitano y los vecinos de los barrios aledaños.


Conozca: Aguaclara, azotada por el terror de los explosivos y las balas del Eln


“Veinticinco años llevo viviendo en este sector (Chaparral) y nunca había despertado con una bomba a menos de dos cuadras de mi casa. Es mucha la inseguridad, yo tengo una tienda y desde hace varios meses, prefiero cerrar tipo 8:00 de la noche y acostarme a dormir, pasa tanta gente rara por acá, que lo mejor es guardarse y quedarse callado”, explicó un habitante de ese sector de Los Patios.

Así mismo, una mamá de uno de los estudiantes que se vio perjudicado con el explosivo sobre la avenida principal de Los Patios, resaltó que varias instituciones educativas publicaron unos comunicados, avisando que en los próximos días, para evitar poner en riesgo a los niños, se harán las clases virtuales.

“Es lo más inteligente por hacer, la escuela de futbol de mis hijos hizo lo mismo. Y si no fuera así y los obligaran a ir igual, yo sería una que no los llevaría. Como está la situación, yo no voy a arriesgarlos, primero está la integridad de ellos. A mí porque me toca ir a trabajar, pero si pueden estar en casa estos días, es lo mejor”, sostuvo la mujer.

Image
Viviendas afectadas en Villa María por onda explosiva.
La trampa del anillo

Según testimonios de algunos habitantes de Chaparral, hacia la medianoche del martes, por el Anillo Vial Oriental llegó un grupo de hombres armados y luego de dejar una caja bomba en el separador, cerca de una estación de servicio, instalaron un pendón y panfletos. Los desconocidos también habrían disparado en repetidas ocasiones.

“Eran como las 12:00 o 12:30 (a. m.), cuando esos hombres bajaron del cerro que está frente al anillo, de ese predio que está lleno de monte, al lado de la industria de cemento, pusieron la caja y cuando pasaba un carro, ellos disparaban como para asustarlos”, aseguró un vecino del sector.


Además lea: Aguaclara, azotada por el terror de los explosivos y las balas del Eln


Pero solo fue hasta las 9:30 de la mañana, de ayer, que un equipo antiexplosivos llegó y luego de tomar todas las medidas preventivas, destruyó controladamente el artefacto. La explosión provocó pánico e incertidumbre en gran parte de Los Patios.

Las casas que están cerca de donde dejaron la caja bomba sufrieron daños en los vidrios de las puertas y las ventanas, además de grietas en las paredes y hasta muros destruidos por la fuerte onda explosiva.

Image
Artefacto explosivo en Chaparral.

“Es muy grave lo que está pasando porque nos damos cuenta que estamos en manos de los grupos terroristas, uno dice la seguridad de la ciudad donde está, del país. Toda la vida viviendo en Los Patios y ver cómo aumenta con cada día, es tétrico. En mi caso, la infraestructura de mi casa se averió, la de al lado también. Salieron varias grietas y un muro que estaba construyendo en días anteriores, se derrumbó por la mitad”, manifestó un habitante del lugar.

Según el reporte preliminar, por lo menos las viviendas de tres cuadras de la urbanización Villa María fueron afectadas por la onda explosiva, y esperan que algún ente gubernamental, como la Secretaría de Gestión del Riesgo, pueda ayudarlos con materiales para sus reparaciones.

Hacia la 1:00 de la madrugada, fue abandonada una cava de icopor con una bandera del Eln, en la avenida principal de Los Patios, cerca de la sede de la UFPS, por lo que las autoridades cerraron la vía, obligando a los vehículos a tomar la variante de La Floresta, afectando la movilidad.


Le puede interesar: Grupos armados y carteles mexicanos reclutan niños en Cúcuta


Y una hora después, las autoridades fueron alertadas de que en el puente García Herreros, también por el Anillo Vial Oriental, había otra caja y una bandera del mismo grupo armado ilegal. Cuando unos policías y una perra antiexplosivos se acercaron a verificar si se trataba de una bomba, explotó.

‘Jelly’, como era conocida la perra, murió al instante, mientras que su guía resultó afectada en uno de sus oídos.

Image
Grafitis en La Parada.
Grafitis en La Parada

En el barrio La Parada, de Villa del Rosario, que colinda con Venezuela, un grupo de hombres, presuntamente, integrantes del Eln, se movilizaron por diferentes partes y marcaron varias paredes de unas viviendas con mensajes alusivos al grupo armado ilegal. En por lo menos cinco casas se leían las siglas de esa organización, así como mensajes contra la estructura criminal del ‘Tren de Aragua’.


Conozca: Eln pone en jaque la seguridad en Cúcuta


“Eso fue como a media noche, por ahí escuchamos la bulla, pero nadie salió, ya conocemos como es la dinámica para vivir en este sector. Lo que se escucha es que fue una declaración de guerra para los del ‘Tren de Aragua’, como esos se la pasan disputándose los cobros de las trochas, quien sabe ahora cómo será por acá”, señaló una vecina de ese barrio fronterizo.

Además, horas después, el Eln puso a circular por redes sociales unos videos donde se puede ver a los hombres rayando las paredes y armados.

Image
Volqueta atravesada en la vía Cúcuta - Sardinata.
Otros atentados en Norte de Santander

Aparte del terror que se generó en Cúcuta y parte del área metropolitana, y la última detonación controlada que se hizo en el área metropolitana por parte del Ejército, a una maleta abandonada en la vía Cúcuta – El Zulia, cerca de la entrada al corregimiento Urimaco, de San Cayetano, en otros puntos del departamento, varias vías han sido afectadas tanto con explosivos como con vehículos atravesados.

Habitantes de Tibú reportaron varios vehículos abandonados en la mitad de la vía, impidiendo el tránsito vehicular. En el sector de La Silla, habría una volqueta, junto con una camioneta atravesada, y en la carretera El Zulia–Sardinata, desde la madrugada otra volqueta con una bandera del Eln fue atravesada, mientras que en el sector La Sanjuana abandonaron otro camión.

Así mismo, en Ábrego, a las 3:00 de la tarde, desconocidos incineraron una camioneta Grand Vitara, de color blanca, en un sector conocido como Brisas del Tarra, entrada a la vereda La Sierra.


También lea: Los gaitanistas y su estela de terror y muerte en Cúcuta


En el sector de Los Guayabales, en la vía Cúcuta–Pamplona, un artefacto explosivo fue abandonado en la mitad, lo que también paralizó la movilización por varias horas, sin embargo, fue neutralizado por el Ejército.

Y finalmente, en la vía Chinácota–Ragonvalia dejaron una caja con varios grafitis y banderas alusivas al Eln, hasta el cierre de esta edición se desconoce si ya había sido neutralizada por la seccional antiexplosivos.

¿Qué pasará en estos días?

Los temores de la población no paran, con solo un día desde que inició el paro armado, varios habitantes ya han tomado la decisión de evitar cualquier salida a la calle, acatando las medidas dadas por el grupo armado ilegal.

Las autoridades por su parte, aseguran que están atendiendo la emergencia para garantizar la seguridad de la ciudadanía, sin embargo, a nivel metropolitano, se observan los mismos operativos, y la misma cantidad de uniformados.

Image
Jelly, perra antiexplosivo que falleció.
A cuatro meses de jubilarse

La perra ‘Jelly’, de raza Belga Malinois, murió ayer, hacia las 2:00 de la madrugada, luego de haber detectado el artefacto explosivo en el puente García Herreros.

“Detonó, detonó, la perra estaba cerca de la caja e inmediatamente detonó, era bajo poder, pero ella recibió toda la onda explosiva, la guía también recibió la onda, por lo que está resentida, pero sin lesión de gravedad”, se alcanza a escuchar en un audio que circuló por redes, del momento cuando un uniformado le informa a sus superiores sobre lo que estaba pasando en ese punto del Anillo Vial Oriental.


Le puede interesar: Cúcuta, el trampolín del Eln para los atentados en Colombia


Desde la seccional de Carabineros de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), el intendente Jorge Eduardo Díaz, líder de los guías caninos, y quien estuvo durante tres años acompañado por ‘Jelly’, nostálgico por la noticia, manifestó que ‘Jelly’ era una de las más experimentadas y siempre iba de primera línea en cualquier ocasión que era requerida.

“Era excelente con cualquier guía que le correspondiera. Una verdadera héroe, para nosotros todo canino que esté en la fuerza es un ángel, porque arriesgan su vida para salvar a uniformados. Ella era muy experimentada y por eso estaba en las alertas más complejas. Es un golpe muy fuerte, desde la seccional, nos ha pegado duro, pero sabemos que así es el trabajo y hay que continuar trabajando con más fuerza”, aseguró el suboficial.

La perra tenía 7 años trabajando y estaba a pocos meses de jubilarse, sin embargo, el intendente resaltó que tenía un muy buen ánimo. “La llevábamos a colegios o centros de adultos mayores, porque era muy empática con niños y ancianos. Y además, sabemos que ella dio su vida por los once uniformados que estaban en el operativo”.

De igual forma, aseveró que, integrantes del Eln fueron los que activaron el artefacto explosivo. “La perra ya había subido la cola como alerta a la amenaza bomba y se iba a sentar cuando lo activaron. Siempre cumplió con su deber, por eso hoy se le hará un acto simbólico en su honor”, concluyó el líder de los guías caninos.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinión_

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda