Escuchar este artículo

¿Su mascota muerta convertida en estatuilla?

Sábado, 25 de Septiembre de 2021
En Cúcuta, innovan en servicios funerarios para mascotas.

Las mascotas cada vez son más importante en la vida de las personas y definitivamente se han convertido en integrantes más de las familias; una muestra de ello es que en 2019 los productos para estos animales ingresaron a la medición de la canasta familiar del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

Lea además Con una rifa, le salvaron la vida a ‘Rocco’, un perro criollo

En los últimos 5 años, el mercado de las mascotas ha crecido 84.9% en Colombia y, según el DANE, 3 millones de hogares gastan en alimentación y cuidado de las mascotas; mientras que un estudio de Euromonitor señala que el gasto en pet care (accesorios, salud y bienestar, suplementos y otros) ha aumentado 63%.

A esto se suma que los hogares con hijos son los más susceptibles a tener mascotas, reveló un informe de Euromonitor, Dane y Fenalcom, precisando que 67% de los hogares encuestados tiene hijos y mascotas y el 45% de los hogares sin hijos tiene una mascota.

Los perros y gatos se han convertido en seres tan fundamentales en la vida de sus amos que incluso en la Cámara de Representantes el congresista cucuteño Alejandro Carlos Chacón y su colega Carlos Ardila radicaron un proyecto de ley denominado ‘luto animal’, el cual consiste en otorgar una licencia remunerada por la muerte de su mascota.

Le puede interesar ¿Sabe en qué consiste el proyecto de ley ‘luto animal’?

Y en torno a la muerte de la mascota, La Opinión les trae un informe sobre los servicios exequiales para estos ‘peluditos’. 

Las cenizas trasformadas en una estatuilla 

Samir Bonett ha perdido a tres perritos. ‘Junior’, quien vivió en su hogar durante 15 años, murió en 2014. Para la época no tuvieron más remedio que sepultarlo en un sitio, porque no había servicios exequiales y la ciudad no cuenta con un cementerio para mascotas.

 

Image
Memorialización ‘Art in Ash’ de las tres mascotas de Samir Bonett. / Foto: Cortesía

 

Cuatro años después, Bonett conoció la memorialización ‘Art in Ash’ de Organización La Esperanza, un novedoso servicio único en el país, por lo que le dieron la opción de desenterrar a ‘Junior’ para cremarlo y convertir sus cenizas en una estatuilla en forma de perro o huella de color negro.

“Él estuvo con nosotros desde 1999 hasta 2014… fue un miembro más de la familia. Este servicio que me ofrecieron fue, para mí y mi familia, genial. La estatua es muy resistente, muy bien elaborada, parece un pedazo de mineral natural”, afirmó.

Samir Bonett indicó que, a raíz de eso, decidieron hacer lo mismo con otros dos canes que tuvieron después de ‘Junior’ y que fallecieron en 2019 y 2020: ‘Roki’ y Toby’, con este último animal, a solicitud de su mamá, quien amaba a su perrito, el proceso del ‘Art in Ash’ se modificó para que la estatuilla fuera blanca, ya que ‘Toby’ era de ese color. 

Los memoriales de ‘Junior’ y ‘Roki’ reposan en la biblioteca personal de Bonett, mientras que el de ‘Toby’ en la biblioteca de la sala. Esta familia ahora tiene una perra criolla, la cual adoptó cuando estaba preñada y les dio cuatro cachorros. 

Lea también El maltrato animal, triste realidad que a veces muestra su peor cara

Así como esta familia, Adiela Valencia quiso darle a su hermana un memorial de ‘Matías’, un can de la raza Bóxer Albino, con quien compartió 13 años y a quien debió sacrificar, porque enfermó gravemente, presuntamente de cáncer, al punto de sufrir y no valerse por si mismo.

‘Yo tengo un plan exequial y cuando me hablaron de este servicio para mascotas de una vez pensé en darle un recuerdo especial a mi hermana de su ‘Matías’. Me pareció genial la idea y más cuando alguien ha querido un perrito como un miembro más de la familia”.

‘Matías’ murió hace tres años, pero sus cenizas convertidas en estatuilla reposan sobre un cúpula que Adiela Valencia le mandó a construir con una base de madera, la cual se encuentra en la habitación de su hermana.

Una necesidad identificada

Diego Fernando Montes, gerente general de Organización La Esperanza, informó que el diseño de sus servicios para mascotas, partió de identificar las necesidades de sus clientes; en ese proceso identificaron que el concepto actual de familia requiere que los planes exequiales tengan la suficiente flexibilidad para admitir beneficiarios sin importar parentescos, edades, cantidad o incluso, que el miembro a proteger sea la mascota consentida de la casa.

 

Image
Mascotas

 

“Cada vez es más común que la pérdida de nuestras mascotas nos genere procesos complejos de duelo. Es por esta razón que Organización La Esperanza incluyó en su portafolio diferentes alternativas de previsión exequial que nos permita compensar la lealtad y amor incondicional, con una sentida despedida o incluso mantener el recuerdo a través de nuestro portafolio de memorialización ‘Art in Ash’”.

Vea además ¿Sabía que tener un perro ayuda a reducir el estrés?

Montes precisó que cuentan con dos tipos de protección, el plan exequial para mascotas, que cubre el proceso de cremación y el ritual de entrega de cenizas, el cual se puede adquirir individualmente, o asociándolo al plan familiar. 

También se puede adquirir anticipadamente un servicio abierto, que a diferencia del plan que solo cubre la mascota relacionada, permite que sea usado con cualquier mascota que corresponda al rango de peso en el que se adquirió el producto. En ambos casos, la mascota es cremada en un horno especialmente construido para esta función y sus cenizas son entregadas a sus propietarios en un cofre, con diploma de honor.

El representante de Organización La Esperanza indicó que esta oferta empezó a gestarse en el año 2016 y se viene consolidado muy bien, gracias a que cada vez las mascotas ocupan un espacio importante al interior de las familias. Añadió que la protección puede brindarse desde $5.500 en el caso de los planes, sin importar la raza y el peso de la mascota, mientras que en el caso de la prenecesidad, los precios dependen de estas variables.

¿Cómo nació ‘Art In Ash’?

La empresa funeraria comenzó a explorar alternativas que involucraran el arte como medio de expresión para construir esa idea, lo que los llevó a desarrollar esculturas conmemorativas que se producen a partir de sus propias cenizas, estas van desde los 100 mil pesos.

 

Image
‘Art In Ash’

 

“Este, uno de los desarrollos más innovadores de la compañía, se convirtió en la punta de lanza para que nuestro departamento de diseño e innovación explore permanentemente en nuevas formas de memorialización”, sostuvo Diego Fernando Montes, quien afirmó que alrededor del 35% de sus clientes prefiere preservar las cenizas de sus mascotas a través de este medio, en lugar del cofre que las contiene. 

El valor en pesos de la muerte de una mascota

En Colombia, varias empresas se dedican exclusivamente a los servicios exequiales de mascotas; incluso, ofrecen ayuda con especialistas para enfrentar el duelo por la pérdida del ‘peludito’. El costo varía según el plan, el servicio y el tamaño del animal.

En Zipaquirá, Cundinamarca, el servicio más económico de Cremapets vale 140 mil pesos, para mascota de hasta 10 kilos, y el más caro es de 840 mil, para los que pesan más de 41 kilos. 

Otra compañía es Funeravet (Funeraria para Mascotas), que ofrece cremación y tiene cementerio en La Calera, Cundinamarca. Los precios de los planes de cremación van desde 150 mil pesos hasta 850 mil, mientras que los de la sepultura oscilan entre 700 mil y 900 mil pesos.

Animal Park-Mauselo de Mascotas, en Bucaramanga, tiene planes desde 135 mil pesos hasta 440 mil. Camino al Cielo, con sede en Bogotá, ofrece planes de cremación para perros y gatos desde 89 mil pesos hasta 859 mil, mientras que el plan de cementerio 639 mil.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Leonardo Favio Oliveros Medina
Leonardo Favio Oliveros