Escuchar este artículo

Transporte masivo de Cúcuta: errores que no deben repetirse

Martes, 21 de Septiembre de 2021
En siete meses estaría definida la estructuración técnica y financiera del proyecto.

Las autoridades de Cúcuta tienen por delante el mejor momento para asegurar, de una vez por todas, la cristalización del Sistema Integral de Transporte Masivo de Pasajeros, esquivo desde hace más de dos décadas.

Lea además Cúcuta camina a una movilidad limpia

El exviceministro de Transporte, Juan Camilo Ostos, resaltó que la capital nortesantandereana está, ahora, más cerca que nunca para beneficiarse de los 240.000 millones de pesos que representan el 70 por ciento que aporta la Nación  a este proyecto.

Reveló que en el año 2018 el Gobierno Nacional consignó dentro del marco del Plan  Nacional de Desarrollo, cuatro sistemas masivos de transporte público de pasajeros para la vigencia 2018-2022: Cúcuta, Manizales, Tunja y Villavicencio.

Dicho esto, en el marco fiscal de mediano plazo se disponen de unos recursos  que pueden ser dispuestos en un marco general de ley que es el que financia estos sistemas de transporte en el que a los territorios les corresponde aportar el otro 30 por ciento.

En el caso del proyecto de Cúcuta, se había contemplado que fuese un sistema metropolitano integrando los cinco municipios aledaños del Área Metropolitana de Cúcuta: Puerto Santander, Villa del Rosario, Los Patios, El Zulia y San Cayetano.

Ostos dijo que una de las causales que impedían la viabilidad financiera del proyecto fue que estos municipios  no quisieron disponer recursos para cofinanciar ese 30 por ciento.

Qué pasó recientemente

Consignado en el Plan Nacional de Desarrollo, el Área Metropolitana tomó la iniciativa y empieza a hacer la estructuración técnica, legal y financiera  del proyecto.  Ostos explicó que esta etapa es para encontrar cuáles son las rutas que se necesitan, cuántos buses, cuáles son las vías a intervenir, cuál es el espacio público que se requiere, y una vez se tenga esto se presenta ante el Departamento Nacional de Planeación y al Ministerio de Transporte.

Le puede interesar Plan maestro de movilidad será una realidad en Cúcuta

Cuando esto surta los procesos de aprobación técnica y viabilidad técnica por parte de estas dos entidades, lo que va a pasar es que el Área Metropolitana debe  disponer las vigencias futuras para financiar el 30 por ciento, porque el Gobierno Nacional ya dispone del 70 por ciento de los recursos, “estamos hablando de inversiones en infraestructura  urbana por el orden de los 240.000 millones de pesos”, dijo el exviceministro de Transporte.

Añadió que esto sería  transformarle la cara a Cúcuta en materia urbanística y organizar el transporte público masivo de pasajeros en un sistema integrado que permita la movilidad entre los municipios del área metropolitana y, por supuesto, de la ciudad de Cúcuta.

A la pregunta de qué pasos deben seguir las autoridades de Cúcuta para  que se cristalice el proyecto, Ostos explicó que el Área Metropolitana hace dos meses firmó un convenio con Findeter para la estructuración técnica, legal y financiera del proyecto.

Es el paso previo para saber cuáles son las rutas, por dónde pasan, el espacio público a intervenir, cuántos buses se necesitan, cuántas frecuencias al día, dónde quedarán los patios talleres, cómo quedará la estructura financiera del sistema, cuánto va a costar el pasaje, entre otros aspectos.

“Y a partir de esto, cuando se presente este estudio, ya el Gobierno Nacional tendrá claridad de cómo sería el sistema y entraría a evaluar  la financiación producto de esta estructuración”, dijo Ostos.

El paso uno es estructurar técnica y financieramente el sistema,  y ya el Área está avanzando en este proceso, y se espera que en un máximo de siete meses esté lista la estructuración técnica, legal y financiera. Y posteriormente debe haber una aprobación por parte del Gobierno Nacional para que la ciudad de Cúcuta  disfrute de esas inversiones y podamos contar con sistema de transporte masivo para la ciudad, subrayó el exviceministro.

 

Image
Juan Camilo Ostos./Foto Cortesía


Cuáles errores no se deben repetir

Al hacer la recapitulación de las experiencias arrojadas por los modelos de transporte masivo que operan hace más de dos décadas en otras capitales del país, Ostos insistió en que primero tiene que haber una estructuración financiera y real del sistema, que fue lo que no pasó en los otros sistemas de Colombia. 

Lea también Alerta por mal estado de malla vial en Cúcuta

En los anteriores modelos no se calculó bien cuáles iban a ser las demandas de pasajeros  y por lo tanto hubo déficit y ello está siendo financiado por los territorios. “Esto es lo que tiene hoy sumidos en crisis a varios de los sistemas masivos de transporte”, señaló Ostos.

Segundo, tiene que haber unas actuaciones legislativas que garanticen que haya una fuente de recursos que garanticen el subsidio de transporte público

El servicio público de transporte es esencial y debería tener un subsidio por parte del Estado, disponiendo unas fuentes desde el orden central para que dichos subsidios lleguen a las empresas y a los entes gestores que operan el transporte masivo en Colombia. 

Explicó que en el  actual Gobierno de Duque se dispuso, por ejemplo, que la gente cuando parquee en vía pública pague una plata y que esa plata  vaya a los fondos de estabilización de las tarifas; que la gente cuando pague sanciones de tránsito, el 70 por ciento de esas sanciones vayan  a financiar el transporte masivo. 

También se dispuso que en el pico y placa la gente pueda pagar un derecho que le permitan no tener esa restriccción, pero esa plata se destinaría para los fondos de estabilización de la tarifa.

Lo que se necesita son más fondos para que todos los sistemas tengan su cierre financiero garantizado y de esta manera las operaciones sean exitosas. 

Lo de Cúcuta va a depender de una estructuración seria, rigurosa en materia financiera  y en materia física de lo que sea el sistema de transporte público masivo del área metropolitana, indicó Ostos. El experto llamó la atención en el apoyo que deben recibir las autoridades de Cúcuta para que el proyecto tenga un final feliz. En este aspecto le hizo la invitación a la clase política nortesantandereana: “debe haber actores en el Congreso para que defiendan y ayuden a sacar adelante el proyecto y se pueda tener rápido acceso a la inversión de 240.000 millones de pesos”.

Dijo que de allí la ciudad va a empezar a disfrutar de los beneficios no solo para el transporte, sino en materia de urbanismo. “Imagínese la ciudad  con la modernización de vías urbanas, de espacios públicos, de nuevos buses, esto, de cara a la reactivación, va a ser fundamental por los empleos que generará para la ciudad, además de la valorización de los predios por donde pase el sistema, así como está ocurriendo en Barranquilla, que se transformó urbanísticamente a partir del sistema integrado de transporte público”.

Cúcuta está en mora de que poner en marcha el sistema y la ciudadanía de merecer un transporte público en mejores condiciones, remató Ostos.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión