Escuchar este artículo

Las lluvias no dan tregua en Norte de Santander

Viernes, 23 de Septiembre de 2022
Estragos de la ola invernal en la zona del Catatumbo.

Inundaciones, deslizamientos de tierra, desplome de puentes, desprendimiento de la banca, agrietamiento de las viviendas, pérdida de cultivos y animales de corral son las consecuencias de los torrenciales aguaceros de los últimos días en la subregión nortesantandereana del Catatumbo.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


En alerta naranja se encuentran los municipios de Ocaña, Convención, El Tarra, Teorama, Hacarí y Tibú ante el aumento de los caudales de los ríos debido a las grandes precipitaciones anunciadas por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

Los alcaldes lanzan un S. O. S. para canalizar las ayudas humanitarias de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y Atención de Desastres con el fin de mitigar los efectos entre las comunidades campesinas.


Lea además: Alcalde de Hacarí, sin recursos para atender emergencia vial


Actualmente adelantan un censo de la población damnificada en la región y entregan recomendaciones a los presidentes de las Juntas de Acción Comunal quienes deben activar los planes de contingencias para evitar tragedias que lamentar.

 

Image
Encendidas se encuentran las alarmas ante las grandes precipitaciones de los últimos días. Los alcaldes han declarado la calamidad pública para atender a los damnificados.
 
La fuerza de la naturaleza

Debido al pésimo estado de las arterias viales, los labriegos no han podido transportar los productos agrícolas hacia las plazas de mercado, ni la comercialización de los artículos de la canasta familiar.

Derrumbes, caídas de árboles y la pérdida de la banca en algunos tramos dificulta el paso vehicular ocasionando grandes pérdidas económicas.

Tres puentes colgantes fueron arrasados por las corrientes de las aguas de los ríos en la zona del Catatumbo manifiestan los alcaldes de la región.

El punto más crítico se encuentra en la vereda La Trinidad, comprensión rural del municipio de Convención, por el desbordamiento de la quebrada inundándose viviendas y escenarios deportivos.

El mandatario de esa población, Dimar Barbosa Riobó, activó las alarmas para atender a los damnificados y entregó recomendaciones para evitar tragedias que lamentar.

Únicamente se reportan pérdidas materiales y ninguna persona resultó lesionada por las fuertes precipitaciones.


Lea además: Lluvias dejan estragos en las vías terciarias de Hacarí


Igualmente, se advierte a los ribereños del río Catatumbo adoptar planes de contingencias ante posibles avalanchas por la intensa ola invernal de los últimos días.
 

Image
Encendidas se encuentran las alarmas ante las grandes precipitaciones de los últimos días. Los alcaldes han declarado la calamidad pública para atender a los damnificados.
 
Con el credo en la boca

Los moradores del corregimiento El Aserrío y la vereda La Válvula, pasaron la noche del miércoles en vilo ante una inminente avalancha alertada por el alcalde de Teorama, Robinson Salazar Benítez.

La señora Ana Sofía Muñoz Quintero indicó que la zozobra e incertidumbre se apoderó de la población y muchos se trasladaron a dormir en la parte alta del caserío. “Pensamos lo peor, pues hace como 15 años se registró una situación similar donde falleció una niña de 8 años. A Dios gracias no pasó a mayores”, agregó.

El presidente de la Junta de Acción Comunal del corregimiento El Aserrío, Édgar Guerrero Minorta, relató esos momentos de angustia ante las alarmas encendidas por los organismos de socorro debido a los.

“Tuvimos una situación muy complicada por la avalancha de La Trinidad que terminó en el río Catatumbo, afectando no solo el centro poblado sino además las comunidades que están río abajo. Algunos voceros comunales manifestaron que casi se llevan los puentes de La Cristalina, Tiraderas y San Luis Bajo”, dijo.

Asimismo, lamentó las pérdidas de ganado, enseres y vehículos en la vereda La Trinidad donde se reporta el desbordamiento de las quebradas Las Pitas y La Tiradera.

 “Gracias al señor no pasó a mayores, se subió el nivel y se desbordó en la parte baja del pueblo, estuvimos pendientes evacuando las viviendas. Gracias a Dios no se generan acciones que lamentar.


Lea además: En vilo provincia de Ocaña por la ola invernal


Trascendió a este medio que las lluvias también afectan la estructura del puente que comunica con la vereda Santa Clara, del municipio de El Tarra.

Image
Encendidas se encuentran las alarmas ante las grandes precipitaciones de los últimos días. Los alcaldes han declarado la calamidad pública para atender a los damnificados.
 
Si en el Catatumbo llueve, en Ocaña no escampa

Las fuertes precipitaciones de las últimas horas ocasionan emergencias en los municipios que integran la provincia de Ocaña.

 Ante los pronósticos del Ideam en máxima alerta se encuentran los organismos de socorro por la intensa ola invernal.

Los torrenciales aguaceros generan inundaciones, deslizamientos de tierra, pérdida de la banca, reporta el coordinador de la Oficina de Gestión del Riesgo y Atención de Desastres de Ocaña, Gustavo Adolfo Paba Navarro.

 De inmediato fue activado el Puesto de Mando Unificado para atender a los damnificados. Asimismo, avanzan en el censo para determinar el número de afectados.


Lea además: Latente se encuentra la emergencia vial en la zona del Catatumbo


El funcionario manifiesta que está vigente la calamidad pública para canalizar recursos y entregar las ayudas inmediatas.

 

Image
Encendidas se encuentran las alarmas ante las grandes precipitaciones de los últimos días. Los alcaldes han declarado la calamidad pública para atender a los damnificados.
 
La situación en Cúcuta

Ante los últimos días lluviosos que se han vivido en la capital de Norte de Santander, el secretario de Gestión del Riesgo de Cúcuta, Huber Hernando Plaza Villamizar, invitó a los ciudadanos a estar alertas ante el aumento de las precipitaciones, evitando pernoctar en zonas de alto riesgo.

“El ideam y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres han alertado que esta temporada de lluvias se puede alargar hasta la primera semana de enero. Debemos estar muy preparados porque hemos tenido climas cambiantes, pero parte de ello está en la preparación, estamos con los planes de contingencia activos, nos preparamos con obras de mitigación”, dijo.

La principal emergencia en la ciudad se vivió en la Comuna 8, en donde un vendaval generó el colapso de postes de energía, caída de techos, de árboles, el cual fue atendido por los organismos de socorro.

La Gobernación de Norte de Santander, a través de la Consejería Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres, hizo entrega de materiales para la rehabilitación de viviendas a la población afectada por un vendaval en los barrios de Valles de Jerusalén, Campo Alegre, Minuto de Dios, Espíritu Santo, María Gracia, Canarios y Santa Cecilia, de la comuna 8 del municipio de Cúcuta.

Estas ayudas se han entregado en la capital nortesantandereana, a familias priorizadas, con apoyo de la Policía Nacional y personal del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo (CDGR).

“Teneos un mapa de riesgos, tanto de inundación, como zonas de remoción en masa, y en los últimos años las comunidades las han ocupado. Ante la falta de un control, y las urbanizaciones piratas, las comunidades se han concentrado en estas zonas de alto riesgo, por eso el llamado es a no dejarnos engañar”, manifestó.

 


Lea además: Muro será una realidad para remediar falla geológica en Convención


Por medio de sus perfiles de redes sociales, el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cúcuta invitó a los ciudadanos a tomar precauciones en esta temporada de lluvias, y pidió reportar oportunamente las emergencias a la línea gratuita 119.

 

Image
Encendidas se encuentran las alarmas ante las grandes precipitaciones de los últimos días. Los alcaldes han declarado la calamidad pública para atender a los damnificados.
 
Autoridades, en alerta

Esta semana, además de la actualidad del Catatumbo, comenzó con la pérdida de cinco vidas, tres de ellas son mujeres a las cuales una roca las sorprendió en su casa de Cucutilla, el otro caso obedece a un hombre que fue sorprendido al intentar pasar una quebrada en Arboledas, y el otro caso se presentó en Cúcuta, en donde fue hallado un habitante de calle en el canal Bogotá.

Ante la actualidad de lluvias en el departamento, el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano Guerrero, convocó a todos los integrantes del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo, en el marco de un Puesto de Mando Unificado (PMU), para revisar las calamidades ocasionadas por la segunda temporada de lluvias.

En lo que va de la segunda temporada de lluvias aumentaron las emergencias por efectos de avenidas torrenciales que causaron inundaciones, deslizamientos, derrumbes y obstáculos en las vías del departamento, afectaciones a la infraestructura educativa, pérdida en el sector agropecuario.


Lea además: Emergencia vial en la zona del Catatumbo


A hoy, 26 municipios han declarado la Calamidad Pública y el pronóstico del Ideam señala que habrá más lluvias en los diferentes municipios de Norte de Santander.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Javier Sarabia Ascanio
Javier Sarabia

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda