Escuchar este artículo

Profesor de la Unipamplona, un apasionado por la botánica

Domingo, 26 de Septiembre de 2021
Es el director del único Herbario que hay en Norte de Santander.

Luis Roberto Sánchez Montaño es docente de la Universidad de Pamplona desde hace 21 años.

Está vinculado al programa de Biología de la institución, coordina el Semillero de Investigación de Recursos Naturales y, además, es el director del único Herbario de Norte de Santander Catatumbo Sarare.

Le puede interesar: ¿Qué debes tener en cuenta para enviar dinero a otros países?

Su amor por trabajar en pro del medio ambiente se desarrolló desde  que era muy pequeño, pues nació y se crio en el campo, en el altiplano cundiboyacense.

Allí, junto con sus hermanos se dedicaba a sembrar plantas para darle vida a la naturaleza, la misma que hoy continúa cuidando.

Cuando cumplió 18 años empezó a estudiar Biología en la Universidad Nacional, esto, gracias a una beca que obtuvo.

“Empecé en el Herbario de la Universidad Nacional y ahí fui aprendiendo sobre plantas, luego entré a trabajar en el Jardín Botánico de Bogotá y entonces seguí cultivando y apasionándome por las plantas”, explicó Sánchez.

El profesor comentó que mientras trabajó en el Jardín Botánico adquirió una gran experiencia, pues salían al campo a recolectar semillas que luego propagaban para hacer ejercicios de germinación y de crecimiento de plantas nativas de los bosques andinos.

Considera que esa fue una de las razones por las que siguió preparándose para aprender todo sobre el mundo de la botánica.

Image
El docente lleva 21 años en la institución de educación superior. / Cortesía/ La Opinión

 

Su llegada a la región 

Sánchez manifestó que llegó al departamento en la década de los 90, porque en esa época, la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor) y la Universidad de Pamplona habían suscrito un convenio para crear un herbario y estaban buscando a un biólogo.

Lea además: Lo persiguieron hasta matarlo a puñaladas en Aguas Calientes

“Un profesor que vino acá me comentó y mandé la hoja de vida y quedé en esa parte de Norte de Santander. Siempre había querido estar en una zona que tuviera oportunidades de exploración lejos de las ciudades grandes y eso me llamó la atención y me vine”, expresó el docente. 

Destaca que nuestro departamento tiene todos los climas, porque cuenta con el bosque seco, bosque tropical, el bosque húmedo, parte de la vertiente del Magdalena en la zona de La Esperanza y del Cáchira “que son zonas que no se han explorado, entonces tiene muchísimos ambientes y eso tiene mucha diversidad y riqueza de plantas y especies”.

Agregó además que, Norte de Santander es una de las regiones que menos se ha explorado a nivel de biodiversidad, por lo que esto también lo motivó a estar aquí. 

El biólogo asegura que, desafortunadamente hacen falta más profesionales que se interesen por estos temas y "que las instituciones brinden un poco más de apoyo y de aporte. Falta una iniciativa más amplia para conocer y manejar nuestra biodiversidad”. 

Image
El profesor también coordina el Semillero de Investigación. / Cortesía/ La Opinión

 

Su labor en el Herbario 

El biólogo es actualmente el director del Herbario Catatumbo Sarare que surgió en 1998, producto de un convenio entre la Unipamplona y Corponor, el cual estableció como área de exploración el departamento y sus zonas aledañas con el fin de conocer la diversidad de plantas que posee la región nororiental colombiana.

Lea aquí: ¿Sabe cómo manejar las finanzas en pareja? 

La labor del docente ha sido fundamental en la recolección de muestras a través de salidas de campo durante las prácticas de docencia, tareas de recolección de muestras e información, herborizado, determinación taxonómica, sistematización de la información (organizada bajo el sistema de clasificación APG III), permitiendo generar, actualizar y verificar el inventario de la riqueza de plantas que conforman los ecosistemas del nororiente colombiano.

“En general las colecciones biológicas tienen como objetivo conocer la riqueza de  plantas o de organismos en general, ya sea de animales o de microorganismos, de hongos o de plantas, entonces permiten hacer los inventarios y conocer no solo las especies, sino dónde se distribuyen, en qué municipios se encuentran, en qué abundancia y si pueden estar amenazadas por escasez o distribución y también algunos usos que se pueden encontrar cuando la gente va al campo y se conversa con ellos y les dan usos tradicionales, entonces toda esa información la aportan las colecciones biológicas”, explicó el profesor Luis Roberto. 

Sánchez señaló que, aunque han desarrollado grandes avances desde el herbario, aún hay muchos municipios de los cuales no se tienen ni 100 muestras.

"La parte que más se ha trabajado es la de los páramos de Almorzadero y Santurbán que es donde hay más información y algo sobre los bosques andinos sobre todo de la provincia de Pamplona, Chitagá, Cácota, Silos, toda esta región más o menos se ha explorado,pero faltan muchas regiones como Lourdes, Villa Caro, La Esperanza y parte de Tibú y El Tarra y hacia el sur de Toledo, de la cuenca de Sarare se conoce muy poco", aseguró. 

El profesor indicó que en el Herbario hay aproximadamente 18 mil ejemplares,  de los cuales 8 mil están en fase de procesamiento, "porque en registros en bases de datos ya llevamos 10 mil". 

Durante su proceso ha logrado descripción de nuevas especies como como Salvia Pamplonitana, Espeletiopsis sanchezsii, Pentacalia robertii y Espeletiopsis Diazii así como la ampliación de áreas de distribución como es el caso de Piranhea Longepedunculata y Libanothamnus Tamanus y nuevos registros de especies poco conocidas o plantas cuyos últimos hallazgos databan de hace más de cincuenta años como Espeletiopsis insignis, Espeletia canescens y Pachira pulchra.

"Esta es una tarea larga, porque depende de los grupos de plantas, de las familia y géneros y hay que conocer un poco esos grupos, para saber si ya existen o son nuevos. La revisión requiere mucho tiempo y otras menos, empieza uno ya con lo que ha explorado y conocido", destacó. 

Image
Allí hay más de 18 mil ejemplares. / Cortesía/ La Opinión

 

Coordina el Semillero de Investigación 

El profesor es el coordinador del Semillero de Investigación  llamado Recursos Naturales, donde orienta a los estudiantes en la metodología y formas de investigar en todo lo relacionado con la Biología. 

Le puede interesar: Balas y miedo en una casa de Tucunaré

Aunque en medio de la pandemia las salidas de campo se han visto limitadas, se han enfocado en los proyectos de grado sobre diferentes temas medioambientales como investigaciones sobre la cantidad de agua que recogen las plantas, comparan los ecosistemas de páramos, estudian cómo responden las especies a la adaptación climática de algunos frailejones, entre otros. 

Actualmente se encuentra trabajando en un libro sobre la flora y fauna de Pamplona, en donde describirá más de 200 especies de esta zona de del departamento, información que servirá para los profesionales que hacen planes de impacto ambiental, manejo de la fauna y la flora, conservación, permisos para obras y para autoridades como corporaciones ambientales, entre otros.

Detalló que lleva un avance de casi el 30%, "pero la idea es dar a conocer la flora que hay en Pamplona, dónde se distribuye, qué riesgos puede tener". 

El profesor envió un mensaje  a todos los nortesantandereanos, para que cuiden del medio ambiente. 

"Esto es un asunto de vida y muerte. El medio ambiente somos todos y es todo, no es solo las zonas que se protegen, es importante también tener espacios para sembrar, para nuestra subsistencia, para nuestro bienestar, eso es parte del medio ambiente. Todo debe estar encaminado a cuidar las formas de producción, cuidar del agua y de todas las especies", concluyó. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Image
La opinión
La Opinión